Cómo batir la mantequilla sin una batidora

robynmac/iStock/Getty Images

Batir la mantequilla es uno de los primeros pasos en muchas recetas de postres y esto se logra revolviéndola y agregándole azúcar. La mezcla se bate hasta que queda clara y ligera. El movimiento es muy importante ya que las moléculas de aire que se introducen durante este paso son las que hacen que el postre sea liviano y esponjoso. Hoy en día, muchos chefs están acostumbrados a usar una batidora eléctrica para completar este proceso, pero no es necesaria para hacerlo correctamente.

Paso 1

Deja la mantequilla sobre la encimera, durante al menos una hora o hasta que alcance la temperatura ambiente. Esta debe estar blanda, pero no tibia ni derretida.

Paso 2

Corta la mantequilla en cubos y ponlos en un recipiente grande. Bate con una cuchara de madera hasta que quede blanda y unida.

Paso 3

Agrega un poco de azúcar a la mantequilla y usa los dientes de un tenedor para pisarla suavemente.

Paso 4

Cambia el tenedor por la cuchara de madera y revuelve el azúcar y la mantequilla hasta que estén suaves y esponjosas, usando una espátula de goma para raspar, cada tanto, la mezcla del lado del recipiente. La mantequilla está cremosa cuando su tamaño se ha duplicado y ha quedado con un color más claro, con una tonalidad blanca amarillenta.

Más reciente

×