Cómo cocinar pollo a la sartén

Cocinar pollo a la sartén es una forma bastante sencilla de preparar una buena cena para tu familia, invitados o para una tranquila noche a solas. Puedes utilizar pechugas magras sin piel para un plato bajo en grasas y con mucha proteína.

Paso 1

Limpia las pechugas de pollo. Cocina la cantidad de pechugas que creas conveniente.

Paso 2

Pon la sartén al fuego con suficiente aceite como para que cubra el fondo de la misma. Pon el fuego a una temperatura media-alta. Espera a que el aceite se caliente. Para cocinar sano, utiliza aceite de oliva extra virgen. Además, tiene mejor sabor.

Paso 3

Pasados uno o dos minutos, cuando el aceite esté caliente, coloca el pollo en la sartén utilizando un par de pinzas. El aceite puede salpicar un poco, pero no hay de qué preocuparse. Salpimienta el pollo a gusto. Da vuelta las pechugas cuando estén doradas; esto llevará normalmente de cuatro a seis minutos, dependiendo del tipo de fuego que utilices.

Paso 4

Da vuelta el pollo con las pinzas y salpimienta al gusto. Fríe este lado durante otros cuatro o seis minutos o hasta que la pechuga esté dorada. Puedes cortar el pollo un poco para asegurarte de que esté bien hecho. Cuando esté terminado, utiliza las pinzas para sacarlo de la sartén y sírvelo.

Más reciente

×