Cómo colocar una pared de mosaico

••• Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Hacer tu propia pared de mosaico otorgará individualidad y color a tu cocina o baño, pero puede ser complicado, sin mencionar el dolor de espalda al colocar el mosaico directamente sobre la pared. La mejor forma de ejecutar la puesta de tu pared de cocina y enfrentar la exigente tarea de aplicar azulejos de mosaico a la pared es realizar la colocación de los mismos en piezas de red de malla de fibra de vidrio, la cual puedes luego adherir a la pared por partes.

Passo 1

Divide el diseño de la pared de cocina en una retícula de cuadrados no mayores a un pie (30 cm) cada uno. Enuméralos para saber el orden en el que van y luego corta el diseño en cuadrados con la tijera.

Passo 2

Corta cuadrados de malla de fibra de vidrio de la misma medida que los cuadrados del diseño.

Passo 3

Extiende un cuadrado del diseño de forma plana sobre la superficie de trabajo y coloca un cuadrado de malla de fibra de vidrio encima. Pega los azulejos de mosaico utilizando adhesivo para mosaico, siguiendo el diseño por debajo de la malla y dejando un espacio de aproximadamente 1/8 de pulgada (0,3 cm) entre cada azulejo.

Passo 4

Coloca los azulejos en la grilla con la pinza si son muy pequeños. A diferencia de los azulejos comunes, los de mosaico se mantienen en su lugar primeramente con lechada, de modo que el adhesivo es utilizado para fijar la puesta y mantener los azulejos en su lugar mientras agregas lechada.

Passo 5

Repite en todos los cuadrados del diseño hasta terminar toda la pared de mosaico. La puesta de la pared de cocina ahora está completa.

Passo 6

Quita el diseño de detrás de la malla de fibra de vidrio para que no se quede trabado allí y colócalo suavemente sobre el mosaico para saber cuál es la secuencia de cuadros del diseño.

Más reciente

×