Como hacer comida casera para los perros con alergias

••• http://www.flickr.com/photos/akbuthod/447671171/

¿Se rasca mucho tu perro? ¿Tiene manchas calientes en carne viva? Puede ser que siempre tenga una nariz chorreando o que esté continuamente tocándose las orejas o mordiéndose las patas. Todos los anteriores son signos de que tu perro tiene alergias, que muy probablemente sean causadas por la comida que le compraste y con la que lo estás alimentando. Cuando entiendas lo que se pone dentro de las comidas de perros comerciales, te darás cuenta de por qué hay tantos perros con alergias. Primero están los aditivos y los conservantes; segundo están los perros eutanizados que se usan en algunas marcas comerciales. Sí, algunos fabricantes hacen esto, y si tu perro come esta comida lo puede hacer sentir enfermo, ¡dejando de lado las alergias! El hecho de que en el 2007 y 2008 se retiraron las comidas de perros del mercado, sólo refuerza la idea de que hacer la comida para tu perro es una buena idea.

Passo 1

Elige el tipo de carne que le vas a dar de comer a tu perro. Le puedes dar carne de vaca, pavo, pollo, cerdo, pescado o venado.

Passo 2

Elige las verduras que le quieres poner en la comida. Tus opciones son tomates, zanahorias, arvejas, maíz y frijoles verdes. En realidad, los frijoles verdes, que los llena mucho, son muy buenos en caso de que quieras que tu perro pierda peso, porque si come demasiados no representan un problema.

Passo 3

Elige un almidón para agregar a su comida. Tus opciones aquí son harina de avena, pasta integral, arroz integral y patatas.

Passo 4

Elige una de las carnes mencionadas, una o dos verduras y un almidón. Tu perro necesita por lo menos uno de estos productos en cada una de sus comidas para mantenerse sano.

Passo 5

Quita de la carne todos los huesos antes de cocinarla. Contrariamente a lo que popularmente se cree, los huesos cocidos no son buenos para los perros porque se pueden astillar en su boca o su garganta.

Passo 6

Corta la carne. Toma en cuenta el tamaño de tu perro cuando lo estés haciendo, tal como lo haces cuando la cortas para un niño. Un perro grande puede manejar una pieza de alrededor de 1 pulgada, pero los más pequeños necesitarán piezas más chicas.

Passo 7

Agrega agua suficiente, caldo natural de pollo o carne para cubrir el fondo de una olla. Sigue agregando el líquido que seleccionaste a medida que se cocina la carne para mantenerla húmeda. Cocina la carne totalmente, porque si come la carne cruda o más o menos cocida, existe la posibilidad de que te envenene con salmonela a ti o a tu familia, cuando te lama las manos o la cara.

Passo 8

Hierve la verdura que has elegido en agua hasta que esté tierna. Puedes también cocinarla a vapor siempre y cuando esté tierna al momento de dársela. Los perros no pueden digerir las verduras crudas, así que deben estar completamente cocidas para que obtengan de ellas los nutrientes que necesitan.

Passo 9

Cocina el almidón. Si has elegido arroz integral, pasta integral o avena, es el momento de prepararlo. Los perros también pueden comer arroz y pastas blancas, pero es mejor darles las integrales por las mismas razones que son mejores para la gente.

Passo 10

Mezcla los tres grupos de comida una vez que estén cocidos. Estás casi listo para darle de comer a tu perro, sólo asegúrate de darle una porción apropiada basada en la cantidad que te ha recomendado el veterinario para su tamaño. Asegúrate también de que la comida esté tibia antes de darle de comer.

Más reciente

×