DESCUBRIR
×
Loading ...

Cómo adaptarse a la vida universitaria

James Woodson/Digital Vision/Getty Images

Hacer el cambio de una vida cómoda en casa con los padres al mundo frío y desconocido de la universidad puede ser un gran choque para cualquier estudiante. Pasar desde siempre tener la comida lista en casa y la privacidad a compartir tu espacio con completos extraños en dormitorios a veces puede ser un ajuste frustrante y difícil. Lidia con tu nueva vida universitaria siendo inteligente, comprensivo y preparado.

Loading ...

Reconoce que no eres el único. Ya sea que vengas de cinco minutos de distancia o de cinco estados, casi siempre te sentirás incómodo sobre el hecho de que no conoces a nadie más en el campus universitario. Haz un paso hacia atrás y date cuenta de que todos los demás están en la misma situación. Ese conocimiento te ayudará a darte confianza para entablar conversaciones con nuevas personas, desde los pasillos de los dormitorios hasta el comedor.

Toma medidas sociales. La universidad se trata de aprender, hacer redes y establecer relaciones con las personas. Si quieres conseguir oportunidades y conocer gente, entonces tendrás que seguir los pasos correctos. Simplemente sentarte y cruzar tus dedos no hará nada por ti. Busca actividades, equipos y clubes que te interesen en los campus, desde fútbol y natación hasta canto y debate. Estar activo en los campus puede ser altamente efectivo y ayudarte a adaptarte al nuevo estilo universitario.

Trabaja duro en la parte académica. La universidad puede ser abrumadora, pero siempre tienes que recortar tu mayor prioridad, que es aprender. Si estás tentado por reuniones sociales y gente, convéncete de que tu foco principal tiene que estar en tu educación. Ve a todas las clases. Pasa una significativa cantidad de tiempo estudiando todos los días. No te dejes atrapar por todos los volantes de la universidad porque más tarde te vas a arrepentir.

Lucha contra la nostalgia. Si estás yendo a una universidad muy lejos de tu casa, un poco de nostalgia es normal. Lidia con tus sentimientos de soledad manteniendo lazos saludables con familia y amigos de vuelta a casa. Habla con tus padres por teléfono varias veces a la semana. Comunícate con tus amigos más cercano por correo electrónico y programas de mensajes instantáneos. Cambia cartas y fotografías con tus hermanos más chicos.

Compórtate de forma responsable. Cuando comienzas la universidad, la adaptación puede ser difícil, porque probablemente no estés habituado al concepto del manejo del tiempo. En presencia de tus padres y con un cronograma de secundario fijo, no tenías que manejar tu propio tiempo. Deberás darte cuenta de que cuando estás en la universidad, nadie va a controlarte en cada acción. Desde mantener un cronograma de sueño saludable hasta comer comidas regulares, todo depende de ti. Anota un cronograma detallado de tus planes diarios y semanales, incluyendo tus clases y cualquier actividad fuera y obligaciones sociales. Si sientes que no tienes suficiente tiempo para una actividad u obligación, déjala, porque no querrás correr el riesgo de abrumarte en tu vida.

Consejos

Disfruta la experiencia. El comienzo de la universidad es un tiempo de transición y libertad. Aunque el cambio puede ser estresante, recuerda disfrutarlo. Nunca volverás a ese momento, por lo que no debes pasarlo preocupándote por cada movimiento. Trabaja duro, cuídate correctamente y disfruta aprendiendo y haciendo nuevos amigos.

Loading ...
Loading ...