Cómo hacer una compresa caliente para los ojos

Los ojos pueden hincharse o pueden aparecer ojeras debido a alergias, falta de sueño, envejecimiento y exposición a los contaminantes cotidianos. El uso de una compresa caliente sobre tus ojos puede reducir la hinchazón, aumentar el flujo de sangre a esta área sensible y hasta aliviar el dolor de los senos. Puedes hacer tu propia compresa caliente para obtener los beneficios de un tratamiento de spa en la comodidad de tu propio hogar.

Step 1

Llena un cuenco limpio con agua caliente. Puedes agregarle aceites esenciales como lavanda o eucaliptus para obtener los beneficios de la aromaterapia y el rejuvenecimiento de la piel.

Step 2

Toma una toalla suave o una pequeña tela de toalla. Sumérgela en el cuenco con agua y retuércela para quitarle el exceso de agua. Dóblala hasta lograr el tamaño adecuado y mantén el calor dentro de los pliegues.

Step 3

Aplica la compresa sobres los ojos durante diez minutos. Retírala durante diez minutos y vuelve a mojar la toalla, aplicándola y retirándola a intervalos de diez minutos.

Step 4

Usa saquitos de té como compresas calientes para los ojos. Elige entre manzanilla, té negro o té verde. Los saquitos de té cafeinado sirven para reducir las bolsas y la hinchazón.

Step 5

Haz hervir agua en una pava casi hasta el punto de ebullición. Vierte el agua en una fuente y sumerge los saquitos en el agua, dejándolos allí hasta que se cumpla un minuto. Aprieta hasta quitar el exceso de agua antes de aplicarlos en los ojos.

Step 6

Recuéstate y aplica los saquitos de té tibios en tus ojos durante diez minutos o hasta que se enfríen. Las propiedades antioxidantes del té son buenas para la piel sensible del contorno de ojos y reducirán el enrojecimiento y la hinchazón.

×