Cómo construir un refugio subterráneo

Thinkstock Images/Comstock/Getty Images

La construcción de tu propio refugio subterráneo, o búnker, en tu patio trasero puede parecer desalentador, pero en realidad es un proceso bastante sencillo. La construcción de un búnker que te protegerá junto con tu familia de explosiones u otras amenazas es posible mediante una planificación adecuada. Una vez construido, el almacenamiento de alimentos y provisiones en tu refugio subterráneo, así como la adición de cañerías, puede hacer que éste sea muy cómodo.

Construyendo tu refugio subterráneo

Step 1

Excava una cantidad de tierra adecuada como para permitir la colocación de tu contenedor marítimo. Excava lo suficientemente profundo como para permitir que por lo menos 6 pies de tierra (1,82 metros) puedan ser colocados ​​en la parte superior del mismo.

Step 2

Coloca el contenedor marítimo vacío en la zanja que has excavado. Es una buena idea sellar permanentemente o soldar las puertas cerradas para evitar que la humedad penetre en tu contenedor.

Step 3

Monta y fija el tubo de hormigón de forma vertical en la parte superior del contenedor marítimo. Esto se convertirá en el pasaje de entrada y salida de tu refugio subterráneo.

Step 4

Rellena la zanja, enterrando tu contenedor y el tubo de concreto hasta el borde superior del tubo.

Step 5

Añade una puerta adecuada de tu elección en la parte superior de la entrada del tubo de hormigón, así como una escalera de cuerda para permitir el acceso hacia abajo y hacia adentro de tu contenedor. Amuebla tu contenedor como lo desees. Los refugios subterráneos se pueden hacer tan simples o elaborados como lo prefieras. Instalar unas cañerías puede ser de suma utilidad, pero puede ser costoso y muy complicado; sin embargo, el almacenamiento de agua, así como también de recipientes para residuos, reservas de alimentos, iluminación, equipos de comunicación y suministros médicos serían los más importantes.

×