Cómo construir una trampa de pegamento para cucarachas

Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images

Las cucarachas pueden vivir de pequeños trozos de alimentos y otros materiales orgánicos, como el papel o el cabello. Por lo tanto, una vez que estén en tu casa, difícilmente se vayan por su cuenta. Para librar a tu hogar de estos insectos, utiliza trampas recubiertas de pegamento que no se seca, lo que mantendrá a las cucarachas pegadas en ese lugar hasta que mueran. Muchas tiendas venden trampas de pegamento para cucarachas, muchas de las cuales están cubiertas para que no tengas que ver a las cucarachas muertas. Para ahorrar dinero, puedes hacer tus propias trampas simples de pegamento en tu casa.

Paso 1

Corta un pedazo de cartón de un tamaño capaz de encajar en los espacios en los que deseas colocar las trampas. Una trampa del tamaño de un naipe encajará bien en espacios pequeños, o puedes hacer trampas triangulares que entren en las esquinas.

Paso 2

Cubre un cuchillo de plástico con una capa delgada de jabón; esto evitará que el pegamento se adhiera al cuchillo.

Paso 3

Sumerge el cuchillo en el pegamento para trampas de insectos y saca hasta una cucharadita de pegamento. Este pegamento está disponible en grandes tiendas de remodelación del hogar y algunas ferreterías.

Paso 4

Esparce el pegamento en una capa delgada sobre todo el pedazo de cartón. Coloca un pedazo de papel encerado sobre el pegamento si no planeas utilizar la trampa de inmediato.

Paso 5

Coloca la trampa en un lugar donde hayas visto cucarachas o sus excrementos. Coloca un pequeño pedazo de alimento, como un pedazo de pan, banana o mantequilla de maní, en el centro de la trampa para tentar a las cucarachas a caminar sobre ella.

Paso 6

Revisa tus trampas periódicamente y reemplaza las que tengan cucarachas pegadas.

Más reciente

×