Cómo crear un humidificador casero encima de tu radiador

El calor con vapor evita que tu piel se seque.

Goodshoot/Goodshoot/Getty Images

Cuando le das la bienvenida al calor de tu radiador en los frígidos meses de invierno, el calor seco llega con algunas desventajas. El calor seco puede disecar tu piel, nariz y garganta, eso causa que te despiertes en las mañanas con la nariz tapada y una garganta seca. Mientras que muchas compañías tienen dispositivos costosos y humidificadores para contrarrestar el calor seco de los radiadores, incluso un mecánico novato puede crear una solución simple en una tarde.

Step 1

Lava cuatro latas con jabón de vajillas y una esponja. Sécalas con golpecitos de toallas de papel.

Step 2

Atraviesa la parte superior de uno de los lados de cada lata con una lezna, crea un agujero pequeño.

Step 3

Coloca cuatro perchas de alambre frente a ti en posición correcta. Corta el alambre en cada percha en la parte central inferior.

Step 4

Desenrosca el alambre que envuelve el gancho en cada una de las perchas. Ahora tendrás un gancho con una extensión de alambre doblado debajo. Deshazte del resto de la percha.

Step 5

Pasa cada uno de los ganchos a través de una lata. Dobla el resto del alambre contra la parte superior del radiador. Coloca las latas en una hilera prolija, colgando de la parte superior del radiador con sus ganchos de alambre. La combinación de alambre doblado envuelto alrededor de la parte superior del radiador y los ganchos que sostienen las latas permite que las latas queden suspendidas. Llénalas con agua para crear calor con vapor. Contrólalas cada 24 o 48 horas.

eHow en espanol
×