Cómo cuidar de un hámster recién nacido

BananaStock/BananaStock/Getty Images

Puede haber muchas razones por las cuales la madre de unos hámsters recién nacidos no pueda cuidarlos. Puede que haya muerto o escapado. En cualquier caso, si te encuentras con una camada de crías de hámster, necesitarás tener especial cuidado para asegurar su supervivencia.

Paso 1

Limpia la jaula y mantenla limpia. Este es un paso especialmente importante si la madre ha muerto. Mantener la jaula limpia asegurará que los recién nacidos estén libres de infecciones bacterianas u otras afecciones y lesiones.

Paso 2

Haz un nido para los hámsters recién nacidos. El papel higiénico es un material excelente para este fin. Rompe el papel en partes pequeñas y colócalas acumuladas en una esquina de la jaula. Asegúrate de que los lados sean lo suficientemente altos como para que los cachorros no rueden hacia afuera.

Paso 3

Coloca la jaula en un área cálida y sin corrientes de aire. Recuerda que si la madre hubiera estado allí, hubiera anidado sobre sus cachorros para mantenerlos cálidos, ya que no tendrán pelo por un tiempo.

Paso 4

Baja la botella de agua para que puedan alcanzarla. También puedes llenarla con una fórmula de reemplazo de electrolitos para evitar la deshidratación.

Paso 5

Alimenta a los hámsters con el suplemento KMR, fórmula para bebé o con leche evaporada, lo que quiera que tengas disponible. Alimenta con alrededor de 3 gotas a cada uno usando un cuentagotas cada hora hasta que empiecen a consumir alimentos sólidos. Una vez que suceda esto, puedes empezar a darles una gota cada 2 o 3 horas hasta que tengan 21 días.

Paso 6

Haz que los cachorros orinen y defequen después de cada comida, estimulando las áreas anal y genital con un paño húmedo y cálido.

Más reciente

×