Cómo evitar que un gallinero de pollos y patos huela mal

Adrian Samson/Lifesize/Getty Images

Los pollos y patos son aves de granja que rascan la tierra y producen grandes cantidades de desechos. Por lo tanto, mantener el gallinero sin olor puede ser un desafío. No obstante, puedes mantener la jaula o gallinero sin olor o minimizar el mismo ocupándote de forma adecuada de los animales y de este recinto de aves. Siguiendo estos pasos no solo reducirás el olor allí, sino que mejorarás la salud de los animales y les darás un ambiente más agradable en el que vivir.

Paso 1

Junta los pollo y patos y llévalos fuera del gallinero a otro lugar seguro mientras limpias.

Paso 2

Retira todas las camas de los gallineros. Si usas camas como de paja, puedes reciclarla como fertilizante dejándola en la pila de compost. Haz esto dos veces por semana para evitar la acumulación de amoniaco de los desechos de los pollos.

Paso 3

Usa una escoba para quitar los residuos del piso del gallinero. Lleva el material a la pila de compost.

Paso 4

Retira los comederos, bebederos y otros objetos que estén dentro del gallinero. Tira toda la comida, limpia muy bien los comederos y bebederos con agua caliente con jabón y déjalos secar al aire. Realiza esta tarea una vez por semana y asegúrate de que no quede comida podrida.

Paso 5

Mezcla una taza de lejía en un cubo con agua caliente con jabón. Restriega el gallinero de arriba a abajo con un cepillo de alambre; hazlo vigorosamente para asegurar una limpieza profunda.

Paso 6

Coloca una cama nueva y fresca en el piso del gallinero. Pon nuevamente los comederos y bebederos y llénalos con comida y agua frescas. Lleva las aves a su gallinero.

Más reciente

×