Cómo decorar los altares de la iglesia para la comunión

El sacramento de la Santa Comunión, o la eucaristía, es un acto sagrado en la iglesia Cristiana. Gran parte de su poder evocador y belleza es su simplicidad como un ritual representativo de la Última Cena, que es cuando Jesús ofreció a sus discípulos un bocado de pan y una bebida en una copa de vino. Los siguientes pasos asegurarán que la zona del altar quede decorado de manera que se adapte a las necesidades de la mayoría de las congregaciones protestantes.

Pasos a seguir

Paso 1

Entiende lo que vas a decorar. Si bien la definición del término "altar" es algo no muy claro, es más que simplemente la mesa de la comunión. Sin duda, el altar es el área y el completo espacio de culto de una iglesia. Al menos, ésto incluye el púlpito, reclinatorios y otros muebles que rodean la mesa.

Paso 2

Cubre la mesa de la comunión con un mantel blanco, el único color apropiado para una mesa de la comunión. También puedes drapear estolas o tiras largas de tela con incrustaciones o símbolos cristianos bordados, así como flecos.

Paso 3

Llena una jarra grande de vino o jugo de uva sin alcohol, y colócalo en el lado izquierdo (mientras ves de frente) de la mesa de la comunión, junto con el cáliz. También puede ser apropiado un cántaro de barro o arcilla que se asemeje a aquellas vasijas de la era de Jesús en la Tierra. Incluso si tu iglesia utiliza copas individuales, en lugar de hacer que los feligreses beban o mojen el pan en un cáliz, estos elementos deben estar presentes como símbolos sacramentales.

Paso 4

Si tu iglesia los utiliza, coloca las bandejas individuales - previamente llenadas con vino o jugo - en el centro de la mesa de comunión. Cubre las bandejas apiladas con un paño blanco.

Paso 5

Coloca una bandeja con una barra de pan en el lado derecho de la mesa de la comunión. Cubre el pan con una servilleta o un paño blanco.

Paso 6

Decora otras partes del altar de una manera que sea apropiada para la estación cristiana. Por ejemplo, puedes colocar una corona de flores y velas de Adviento cerca de la mesa de la comunión durante dicha festividad. Una gran cruz de madera, cubierta con un velo morado o un material negro y delgado, podría usarse en la zona del presbiterio durante la Cuaresma.

Más reciente

×