Cómo deshacerse del exceso de cloro en una piscina

A swimming-belt in a swimming-pool. image by Saskia Massink from Fotolia.com

EL balance apropiado de cloro en tu piscina permite un nado limpio, seguro y cómodo. Demasiado cloro en tu piscina puede ser dañino tanto para los nadadores como para la piscina misma. Una piscina excedida de cloro puede desgastarse y descomponer la cobertura de la piscina, corroer el sistema de filtrado, al igual que irritar los ojos y la piel del nadador. Probar el agua de tu piscina y mantener un balance apropiado de cloro mantendrá tu piscina a salvo y hará que pueda ser disfrutada.

Paso 1

swimming pool image by Dubravko Grakalic from Fotolia.com

Haz funcionar tu filtro y aguarda. Luego de probar tu agua, si descubres que tu nivel de cloro está alto, haz funcionar el filtro durante 10 horas por día por unos dos o tres días y luego vuelve a examinar.

Paso 2

Si no puedes esperar por unos días a que baje el nivel de cloro, añade entre 4 y 6 onzas (entre 118,29 y 177,44 cm³) de bisulfito de sodio cada 10.000 galones (37.854,1 litros) de agua en tu piscina. El bisulfito de sodio suele venderse granulado y suele ser etiquetado como PH- (pH menos). Haz correr el filtro durante 8 o 10 horas por día para que el agua y los químicos circulen.

Paso 3

Examina el agua. Utiliza cintas de prueba de agua (que se encuentran en cualquier tienda de artículos de piscina) para examinar tus niveles de cloro y pH. Un pH demasiado alto indica que hay demasiado cloro en el agua. Entre 7,3 y 75 es el nivel óptimo de pH y entre 1,0 y 3,0 es el ideal para el cloro.

Más reciente

×