Diseño de colores de pintura para la cocina

••• kitchen image by Pavel Losevsky from Fotolia.com

El color de pintura de tu cocina impacta el ambiente de la habitación y además influencia tu comodidad y la de los demás al trabajar o sociabilizar en ella. Si bien el esquema de colores de tu cocina debería ser acorde al resto de tu hogar, el color debería ser tranquilo y estimulante, relajado e inspirador.

Colores cálidos

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

El rojo es un color cálido, casi caliente que se usa si hay sólo un espacio de pared mínimo. Mucho rojo podría causar sentimientos de ansiedad, debido a que el color en grandes dosis tiende a sobreestimular los sentidos. Compensa el rojo con un blanco frío o un marrón tostado para jugar en contra del calor del rojo, creando un balance y proporcionando excitación y comodidad dentro de la cocina.

Los naranjas y amarillos también se consideran colores cálidos, y son menos intensos que un rojo puro. Los colores cálidos funcionan bien con el diseño tradicional y, en particular, con las cocinas estilo rústico o toscano. Para un diseño más contemporáneo o moderno, usa tonos más brillantes de los colores cálidos que combinen con el atractivo elegante de la cocina.

Colores fríos

Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

Los azules y verdes que se encuentran en la naturaleza le dan una sensación de relajación al espacio de la cocina. Estos colores fríos son frescos y funcionan bien tanto con un diseño moderno como con uno tradicional.

Los tonos más claros de los colores fríos en una cocina contrarrestan la madera oscura y los electrodomésticos grandes. Sin embargo, los tonos oscuros de azul y verde necesitarán mayor contraste para prevenir una sensación de letargo. Usa salpicaduras de rojo en los accesorios para compensar los verdes más oscuros, y usa blancos brillantes para contrarrestar los tonos más oscuros del azul.

Colores neutrales

Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

Los colores neutrales en una cocina no se traducen en seguros o aburridos. Pintar las paredes con marrón arena, gris pizarra o blanco antiguo permiten la versatilidad en el juego de colores con arte y accesorios. Un juego de té de cerámica rojo brillante en una mesada se destaca al estar en contra de paredes pintadas con poco color.

Colores mezclados

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Puede que haya más de una pared en la cocina, y no todas deben tener el mismo color. Usa una mezcla de colores contrastantes para crear una sensación dinámica. Utiliza un color cálido, como un rojo o amarillo brillante, para tener una pared acentuada, y pinta el resto con un blanco suave o un marrón crema.

Otra opción son los colores pares. Pinta la mitad inferior de la pared con marrón chocolate y la mitad superior con un azul frío o un blanco claro. Esta opción funciona para las cocinas más pequeñas ya que los colores contrastantes hacen que el ojo viaje, causando un interés visual.

Más reciente

×