Cómo eliminar la grasa del metal

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Las grasa de la casa proviene de los alimentos fritos como el tocino, las hamburguesas y el pescado. También proviene de trabajar en tareas en la casa que requieran la lubricación de las partes movibles. Como es una sustancia viscosa y pegajosa, la grasa puede resultar difícil de eliminar, especialmente de los objetos metálicos. Puedes comprar desengrasantes para esta tarea, pero probablemente tengas en casa algunos ingredientes que puedes usar inmediatamente.

Step 1

Limpia toda la grasa posible con toallas de papel. Si la misma es muy espesa, usa un raspador plástico junto con las toallas de papel.

Step 2

Coloca un poco de alcohol en un paño suave. Frota el metal hasta que la grasa desaparezca. Es posible que tengas que aplicar más alcohol sobre el paño y seguir frotando durante algunos minutos para eliminar la grasa rebelde.

Step 3

Elimina la grasa del cromo y otros metales brillantes usando vinagre y un paño suave. Rocía el paño con suficiente vinagre para humedecerlo, luego limpia la grasa.

Step 4

Limpia el metal con un detergente líquido antigrasa como Dawn. Vierte algunas gotas sobre el metal, luego limpia con un paño suave o usa un estropajo para aflojar la grasa rebelde. Enjuaga el metal limpio con agua corriente.

Step 5

Compra un producto desengrasante multipropósito como Orange Clean Pro Multi-Purpose Cleaner & Degreaser. El fabricante recomienda usar este producto para limpiar la grasa de los metales y el acero inoxidable.

×