Cómo limpiar una sartén con grasa quemada

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Una sartén con grasa quemada, no tienes que desprenderte de ella. La grasa quemada que realmente sucede a menudo y se elimina más fácilmente del molde si se limpia tan pronto como sea posible. Fregar la sartén puede llegar a consumirte mucho tiempo, y es posible que desees rendirte. Los elementos comunes en tu hogar te ayudarán en la eliminación de la grasa quemada y devolver tus sartenes a su condición original.

Paso 1

Enjuaga el recipiente para eliminar cualquier suciedad y residuos sueltos.

Paso 2

Coloca la sartén quemada en el congelador durante 1 hora. Según Reader Diges, el congelador endurece la grasa y hace que sea más fácil de quitar. Retira la sartén y raspa la grasa quemada.

Paso 3

Remoja la sartén en el fregadero con agua caliente para aflojar la grasa quemada. Deja la sartén en remojo durante la noche para las manchas pesadas de grasa. De lo contrario, empapa la sartén durante una o dos horas.

Paso 4

Vacía el agua. Añade 2 o 3 gotas de detergente líquido y 2 cucharadas de bicarbonato de sodio a la sartén. Frota la sartén con una esponja no abrasiva para eliminar la grasa.

Paso 5

Vierte 1 taza de vinagre blanco en la sartén. Llena la sartén con suficiente agua para cubrir la mancha de grasa. Hierve la solución durante 10 a 15 minutos. Raspa la sartén con una cuchara de madera para remover la grasa. Vierte el agua hirviendo, limpia la sartén con un paño y enjuaga a fondo.

Más reciente

×