Cómo eliminar el mal olor de las pantuflas

Thomas Northcut/Photodisc/Getty Images

Tu par de pantuflas favorito no sólo protege tus pies, sino que los mantiene cálidos y cómodos. Con tanta calidez, no es inusual que los pies suden, lo que hace que tus pantuflas desarrollen un dolor desagradable con el paso del tiempo. En aras de seguir usando tus pantuflas y no tener que preocuparte por olores vergonzosos, puedes hacer varias cosas para mantener un aroma fresco.

Step 1

Lee las instrucciones del fabricante para saber si tus pantuflas son aptas para lavar a mano o en lavadora. Si son lavables a máquina, configura tu lavadora en el ciclo más bajo y lávalas con un detergente sin blanqueador. Añade una taza de vinagre blanco en el ciclo de enjuague para eliminar los malos olores. Si debes lavarlas a mano, utiliza un jabón líquido suave y un paño limpio. No las coloques en una secadora a menos que las instrucciones indiquen que puedes hacerlo. De no ser así, colócalas en un lugar fresco y seco hasta que desaparezca toda la humedad.

Step 2

Esparce bicarbonato de sodio dentro de las pantuflas y deja actuar durante toda la noche. El bicarbonato de sodio absorberá los olores persistentes y atrapará la humedad. Por la mañana, tira el bicarbonato a la basura. Este método debería eliminar los olores que no desaparecieron con el lavado.

Step 3

Coloca las pantuflas al aire libre un día soleado y deja que la luz del sol y el aire fresco las sequen y eliminen los olores persistentes. Déjalas de cuatro a cinco horas antes de trasladarlas nuevamente al interior de tu casa.

Step 4

Humedece un paño limpio con vinagre blanco y frota el interior de las pantuflas para deshacerte de los malos olores. Colócalas en un lugar fresco y seco o al aire libre.

Step 5

Coloca láminas suavizantes perfumadas para tela en el interior de las pantuflas para eliminar los malos olores y déjalas durante toda la noche. Desecha las láminas por la mañana.

×