Cómo hacer que las toallas queden suaves utilizando una lavadora de carga frontal

••• Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

No hay nada como envolverte en una toalla suave después de una ducha o baño caliente. Las toallas suaves y esponjosas no sólo se obtienen a través de comprar marcas costosas y con una cantidad grande de hilos. Tus toallas pueden volverse incluso más suaves al utilizar los suministros y técnicas adecuadas a través del proceso de lavado. Aunque los suavizantes agregan suavidad y fragancia placentera a tus toallas, la acumulación causada por este producto puede tener el efecto opuesto. Puedes conseguir unas toallas limpias, suaves y esponjosas en tu lavadora con algunos suministros que encuentres en tu casa.

Passo 1

Llena la lavadora con agua caliente. Agrega detergente para ropa y 1/2 taza de bicarbonato de sodio al agua para limpiar y refrescar las toallas.

Passo 2

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Vierte 1 taza de vinagre blanco dentro del dispensador de suavizante en lugar de un suavizante para tela, para esponjar las fibras, estáticamente remover los restos de suavizante acumulados.

Passo 3

Lava tus toallas en la lavadora con el ciclo completo. Retíralas rápidamente cuando termine el ciclo.

Passo 4

Thinkstock Images/Comstock/Getty Images

Coloca tus toallas en la secadora. Agrega tres o cuatro pelotas de tenis sin usar para esponjar las fibras, a medida que las toallas se secan.

Más reciente

×