Cómo enseñar sobre el arrepentimiento usando cloro, colorante para alimentos y agua

Digital Vision./Digital Vision/Getty Images

Es posible que veas difícil enseñar algunas lecciones de la escuela dominical, pero añadir un objeto a una lección ayudará a todos los involucrados. Esto puede ser especialmente útil para la enseñanza de temas complejos como el arrepentimiento. Relacionar lo intangible a lo tangible ayuda a los estudiantes a entender.

Objetos para la lección del arrepentimiento

Step 1

Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images

Prepara dos jarras de vidrio transparente, una con cerca de 2 tazas de agua y la otra con cerca de 1 taza de cloro.

Step 2

Toma etiquetas adheribles. Etiqueta la jarra con agua "Tu" y la jarra con cloro como "Arrepentimiento".

Step 3

Muestra la jarra con agua a la clase. Explica que los niños inician como una jarra de agua pura y limpia.

Step 4

Explícales a los niños que todos cometemos errores. Remueve la tapa de la jarra y toma el colorante líquido para alimentos.

Step 5

Comienza enumerando los pecados comunes que los miembros de la clase hayan podido cometer. Por ejemplo: "jalarle el pelo a tu hermana", "ser cruel con alguien en la escuela" o "no escuchar a tu maestro de la escuela dominical".

Step 6

Deja caer una bolita de colorante de alimentos en la jarra mientras nombras un pecado; el agua se teñirá y se volverá turbia.

Step 7

Señálale a la clase lo oscura y turbia que el agua se ha vuelto. Explícales que pueden llegar a ser limpios de nuevo a través del poder del arrepentimiento.

Step 8

Saca la jarra con la etiqueta "Arrepentimiento". Ésta contiene el cloro. Dile a la clase que a medida que mejoran sus vidas, piden perdón a la gente que han lastimado, deciden dejar de hacer las cosas malas que han hecho, reparan los daños que han causado y ruegan a Dios por su perdón, pueden aprovechar el poder del arrepentimiento.

Step 9

Vierte el contenido de la jarra de cloro en la primera jarra llena con el agua turbia. Pronto, el colorante de alimentos se disipará y el agua debe de aparecer limpia de nuevo.

×