Cómo hacer que el esmalte en las puntas de las uñas dure más tiempo

Goodshoot/Goodshoot/Getty Images

Una manicura hecha en casa es una técnica simple y económica de pulir tu aspecto; sin embargo, el color en las puntas de las uñas a menudo se bota si no se aplica de forma adecuada o si posteriormente no se le da la atención necesaria. Dado que los bordes de la uña son los primeros en entrar en contacto con las superficies durante las tareas diarias y en general son la parte de más recoge suciedad y grasa, es casi un hecho que desarrollarán escamas y grietas. Hay algunas técnicas que ayudan a que el esmalte permanezca en las puntas para que disfrutes de una manicura duradera.

Paso 1

Limpia y lima las puntas de las uñas antes de aplicar el esmalte. Las puntas son propensas a recoger suciedad y grasa, lo cual arruina el color debilitando el esmalte. Lima las uñas en trazos uniformes que vayan en una sola dirección a través de la totalidad del borde y limpia debajo de la uña con un par de pinzas depiladoras para remover cualquier acumulación. Lávate bien las manos y frota un algodón empapado en removedor de esmalte sobre tus uñas limpias y secas para eliminar cualquier resto de loción o jabón.

Paso 2

Aplica una capa de base, una o dos de esmalte y una de brillo o acabado y agrega una capa extra de cada producto en las puntas. El hecho de utilizar los tres productos le dará a tu manicura en casa, la mayor duración posible, especialmente si aplicas múltiples capas finas y dejas que cada una seque completamente antes de aplicar la siguiente. No dudes en aplicar capas adicionales en las puntas e inclusive debajo de ellas, si tus uñas se extienden más allá del borde del dedo. Estas capas extra protegerán tus uñas de las astilladuras y la descamación.

Paso 3

Refresca tus uñas hidratándolas todos los días y realiza una rutina de mantenimiento menor diariamente. Por la noche, aplica algún aceite nutritivo para uñas y cutículas que hidrate a fondo. También puedes utilizar loción o crema para manos siempre y cuando sea libre de alcohol y fragancias fuertes. Estos aditivos pueden resecar las uñas, lo que genera que se descamen y vuelvan quebradizas. Aplica una nueva capa esmalte de brillo o acabado diariamente para proteger tanto el color, como las uñas.

Más reciente

×