Cómo evitar que el aire pase bajo la puerta

El aire puede pasar por debajo de las puertas que no tienen sellado para puertas.

front door of new condominium townhome image by Amy Myers from Fotolia.com

Una brisa casual y fresca en tu hogar puede ser agradable un día de primavera con las ventanas abiertas, pero puede ser una pesadilla en mitad del invierno cuando tienes la calefacción puesta. Los huecos bajo las puertas dejan pasar el aire, malgastando la energía de la calefacción y los esfuerzos por refrigerar. Tapar estos huecos puede ahorrarte dinero y energía dentro de tu hogar. Los productos de sellado ofrecen una forma de cerrar los huecos y mantener tu casa caliente o fresca como desees.

Step 1

Comprueba las puertas para ver si estás perdiendo energía. Coloca una hoja de papel bajo la puerta y ciérrala. Según el Departamento de la Energía, si puedes sacar el papel libremente sin rasgarlo, estás perdiendo aire y energía. También puedes comprobarlo cerrando toda la ventilación, puertas y ventanas y encendiendo un ventilador fuerte. Pasa una barra de incienso alrededor de las puertas. Si el humo del incienso se mueve alrededor, tienes una fuga de aire.

Step 2

Escoge un producto de sellado. Hay varios disponibles. Trabaja con un instalador profesional o con expertos en la tienda de bricolaje o mejoras del hogar para elegir el que sea mejor para ti. Los productos tienen distintos tamaños, material y objetivo, incluyendo resistencia al clima, nivel de humedad y temperatura. Asegúrate de que conoces la posición de tu puerta contra el suelo o la alfombra, y elige un producto que no dañe o erosione el suelo.

Step 3

Mide cuidadosamente tu producto de sellado antes de instalarlo. Mide la puerta y su jamba dos veces antes de cortar, y después corta el material para que puedas colocar una tira continua de sellado en cada lado de la puerta, incluyendo la parte inferior. Asegúrate de medir cuidadosamente la distancia entre la puerta y la jamba, para que el sellado se fije a la puerta sin hacer que sea complicado abrirla o cerrarla.

Step 4

Limpia la puerta y la jamba con agua y detergente suave para eliminar la suciedad, el polvo y otros contaminantes. Estos contaminantes pueden estropear la unión entre la puerta y el sellado, perpetuando el problema de la fuga de aire. Seca la superficie completamente antes de instalarlo.

Step 5

Instala los materiales de sellado siguiendo las instrucciones del producto, según el tipo de material que tienes, los métodos de instalación pueden ser distintos. Asegúrate de que todos los productos quedan ajustados a las esquinas o juntas. Los huecos entre el material de sellado pueden provocar más fugas de aire.

eHow en espanol
×