Cómo gasificar agua

••• Comstock/Comstock/Getty Images

Preparar agua carbonatada es el proceso de disolver gas de dióxido de carbono en agua potable. Existen dos maneras sencillas de gasificar tu propia agua en casa, usando hielo seco y contenedores plásticos resellables o cartuchos de CO2 y una botella de soda. De cualquier forma, ahorrarás dinero gasificando tus propias bebidas en vez de comprar agua gaseosa en una tienda.

Cómo gasificar agua

Passo 1

Llena una botella de soda con agua y coloca un cartucho de dióxido de carbono detrás de la boquilla.

Passo 2

Sostén la botella de soda sobre un vaso o jarra y presiona la palanca que incluye. El gas y el agua se combinarán instantáneamente para gasificar tu bebida bajo presión en el vaso o jarra.

Passo 3

Utiliza hielo seco para carbonatar agua, colocando 1 galón (3,78 l) de agua en un contenedor plástico resellable con capacidad mínima de 2 galones (7,56 l).

Passo 4

Añade 1 libra (0,45 kg) de hielo seco al agua y sella el recipiente.

Passo 5

Coloca el contenedor al aire libre (para evitar un desorden si la tapa sale despedida) y espera aproximadamente 1 hora para que el hielo seco se disuelva en dióxido de carbono, gasificando tu galón (3,78 l) de agua.

Passo 6

Vierte el agua carbonatada inmediatamente en botellas de vidrio o plásticas que tengan tapas herméticas o tapones de rosca.

Más reciente

×