Cómo guardar el sellador sobrante

••• glazier image by Greg Pickens from Fotolia.com

Si alguna vez has resellado tu bañera o has puesto masilla nueva alrededor de las puertas y ventanas, probablemente te haya quedado un poco de sellador sobrante en el tubo al terminar el trabajo. Ahora bien, si eso costara un par de dólares, no sería un problema, pero un tubo de masilla de silicona bien puede costar casi US$10; y mi naturaleza escocesa no me dejará desperdiciar US$10 si puedo evitarlo. Así pues, si eres como yo y quieres salvar lo que sobra del sellador para otro día, he aquí algunas maneras de hacerlo.

Passo 1

Empujar un tee de golf en el extremo del tubo te ayudará a evitar que la masilla se seque si sólo tratas de guardarla por un par de semanas. El sello no es muy hermético, por lo que la masilla se secará tarde o temprano; pero funciona mejor que no hacer nada.

Passo 2

Limpia el extremo del tubo en todo el exterior, y luego envuélvelo con plástico para alimentos con fuerza. Termina envolviendo todo con cinta aislante eléctrica. Esto funciona bastante bien, pero es complicado y termina con masilla en un paño o toalla de papel, y luego parece que manchará tus manos y tu ropa.

Passo 3

Atornilla una tuerca de cable (a veces llamada conector Marr) en el extremo del tubo. Esto funciona bien y es fácil de hacer. Las tuercas de cable vienen en una amplia gama de tamaños, no importa qué tan amplia hayas cortado la abertura del tubo de masilla, puedes encontrar una tuerca de cable con la que sellar la abertura.

Passo 4

Usa ganchos a rosca. Sólo hay que poner algo de masilla en la parte del tornillo del gancho, y luego apretarlo en el extremo abierto del tubo de sellador. El sellador se secará de manera sólida y hermética, pero puedes volver a abrir el tubo aflojando el tornillo. Como bono adicional, una vez que la masilla se haya secado, incluso puedes colgar el tubo de masilla de un clavo en tu taller.

Passo 5

Compra un producto comercial llamado "Caulk Saver." Esta herramienta se compone de una pieza delgada con rosca de plástico (de alrededor de 3 pulgadas, 7 cm, de largo ) que se ajusta en la punta de plástico de un tubo de sellador. Puedes usar esta punta para perforar primero el sello en el tubo de masilla, y cuando el trabajo está hecho, sólo atornílla la herramienta en el tubo de masilla, lo que crea un sello hermético y mantiene la masilla sin secarse. Cuando desees utilizar el sellador, simplemente desenrosca el Caulk Saver (ahorrador de sellador) y ya está listo para usar.

Más reciente

×