DESCUBRIR
×
Loading ...

Cómo hablar eficazmente a un jefe difícil

Ya sea que tu difícil jefe esté enojado, sea incapaz, manipulador o te hostigue, él te está creando problemas al igual que a todos en el lugar de trabajo. Una persona problemática puede crear un ambiente de trabajo tenso o un medio ambiente hostil, que es peor. Sin embargo, muchos empleados tienen miedo de hablar por temor a las represalias o al despido.

Instrucciones

Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images
  1. Mantén una lista de incidentes concretos que hayan ocurrido. Si decides hablar con tu jefe o con el departamento de recursos humanos, probablemente te pedirán una prueba de todas las denuncias que estás haciendo. Anota la fecha, hora, personas involucradas y la conversación, incluyendo alguna cita específica, para verificar las reclamaciones.

    Loading ...
  2. Pregúntate por qué tu jefe puede estar actuando de esta manera. ¿Eres consciente de los problemas de su casa? Si bien esto no es una razón justificable para causar dificultades a los empleados, para tu jefe puede ser difícil separar la vida doméstica del trabajo. ¿Sabes a ciencia cierta si las drogas o el alcohol están involucrados? Nunca está de más ponerse por un momento en los zapatos de otra persona para comprender sus acciones, incluso si están equivocados.

  3. Habla con otros compañeros de trabajo. Asegúrate de que el problema sea con todo el mundo y no sólo una cuestión personal entre ustedes dos. Si todo el equipo lo ha notado, siéntense y lleguen a un plan de acción para abordar al jefe y presentar sus preocupaciones en una reunión. Definitivamente la unión hace la fuerza, y no es probable que vaya a despedirlos a todos.

  4. Programa una reunión con tu jefe para ver si pueden discutir los temas que te preocupan. Es posible que para esto desees tener más de una persona contigo, así como otro gerente, para mediar, si te preocupa que tu jefe no vaya a escucharte. Prepárate para la reunión. Ve con una actitud de resolver la situación, no de señalar con el dedo o asignar culpas, lo cual pondrá a tu jefe inmediatamente a la defensiva.

  5. Permanece amable, tranquilo y respetuoso, independientemente de lo que tu jefe diga. Esto no sólo demuestra tu profesionalismo, sino que lo deja a él sin argumentos si intenta dejarte sin trabajo.

  6. Acércate al departamento de recursos humanos o al supervisor de tu jefe si estás en un callejón sin salida. Ellos deben ser capaces de proporcionarte servicios de mediación, así como trabajar con la persona directamente si se trata de un problema continuo. Es una apuesta segura si el problema amerita una intervención adicional y no es la primera vez que sucede.

Loading ...
Loading ...