Hazlo tú mismo: cementerio embrujado para Halloween

Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images

Las decoraciones sirven para animar el ambiente de cualquier celebración o evento. Durante Halloween, atrae a los potenciales buscadores de dulces con un cementerio espeluznante. Transforma el patio del frente de tu vivienda en un cementerio, con lápidas, esqueletos y otros accesorios. Acentúa la decoración con iluminación acorde y una banda sonora espeluznante. Una escena planificada y creativa atraerá a los transeúntes, y un fondo musical inolvidable realza los efectos de niebla e iluminación. Como la mayoría de los materiales que necesitas para esta escena los puedes conseguir en una tienda de artesanías o incluso en tu hogar, prácticamente cualquier persona puede crear un cementerio fantasmal.

Paso 1

Extiende las hojas de periódico sobre una superficie grande al aire libre, como en la entrada al estacionamiento. Coloca las piezas de poliestireno extruido sobre el periódico.

Paso 2

Corta las esquinas de las piezas de poliestireno y dales forma con el cuchillo para que luzcan como lápidas. Rocía las lápidas con pintura en aerosol gris y deja que se sequen por completo.

Paso 3

Con pintura negra y un pincel escribe epitafios, como "Q.E.P.D" sobre las lápidas secas de poliestireno. Deja que las letras se sequen por completo. Inserta las estacas de jardinería en la parte inferior del poliestireno y luego inserta el otro extremo de las estacas en la tierra.

Paso 4

Ubica varios objetos de utilería a lo largo del patio, como flores muertas en la parte superior de las lápidas y manos de plástico en la tierra, como si se "escaparan" de las tumbas.

Paso 5

Ubica velas a pilas alrededor de las lápidas para agregar iluminación ambiental e iluminar el camino para los posibles buscadores de dulces.

Paso 6

Coloca la máquina de neblina en un sitio cerca del patio y reproduce música espeluznante para completar el efecto.

Más reciente

×