Hazlo tú mismo: postigos exteriores de madera

Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images

Las persianas que cuelgan a cada lado de las ventanas de tu casa puede crear una sensación agradable en el exterior e imprimen estilo y sofisticación a la apariencia de tu hogar. Si bien puedes adquirir una gran variedad de persianas en tiendas de artículos para el hogar, puedes construir los clásicos postigos en la comodidad de tu casa sin gastar mucho dinero o tiempo. Estos postigos de madera ofrecen un diseño de construcción sencillo, incluso para quienes no tienen experiencia con los proyectos de "hágalo usted mismo" y además ofrecen un estilo fuerte para generar el máximo efecto.

Paso 1

Toma la medida de la altura de la ventana, desde la parte superior hasta la parte inferior; agrega 3 pulgadas (7,60 cm) a estas dimensiones para determinar la longitud de los postigos. Corta 4 tablas de madera de 1 x 8 pulgadas (2,55 x 20,30 cm) según esa medida final para cada ventana que tenga este tamaño.

Paso 2

Coloca dos de las tablas que acabas de cortar sobre una superficie plana, una al lado de la otra. Alinea los bordes cortados para que estén al ras y haz un hueco de 1/2 pulgada (1,27 cm) de ancho entre medio de las dos tablas. Coloca una de las tablas de madera de 15 pulgadas (38 cm) a lo largo del ancho de las tablas que están en la superficie, a una distancia de 10 pulgadas (25,40 cm) por encima del borde inferior. Coloca otra tabla de 15 pulgadas (38 cm) encima de las dos tablas de base, a una distancia de 10 pulgadas (25,40 cm) por debajo del borde superior.

Paso 3

Levanta una de las tablas de 15 pulgadas (38 cm) y aplica una gota gruesa de pegamento para madera apto para el exterior a lo largo del ancho las tablas más largas. Apoya la tabla de 15 pulgadas (38 cm) por encima del pegamento y ejerce presión. Repite el mismo procedimiento con la otra tabla de 15 pulgadas (38 cm) para adherirla a las tablas de base más largas. Repite los pasos 2 y 3 para armar el segundo postigo para la ventana. Deja que el pegamento se seque durante 2 a 4 horas.

Paso 4

Voltea el postigo, de modo que las tablas de 15 pulgadas (38 cm) queden hacia abajo. Inserta cuatro tornillos a distancias uniformes a través de las tablas de base y dentro del ancho de las tablas de 15 pulgadas (38 cm), para asegurar las dos tablas más cortas. Repite este paso con el otro postigo.

Paso 5

Lija las superficies de la madera para suavizar las esquinas, los bordes y los extremos ásperos. Aplica una capa de sellador transparente, tintura para madera y luego otra capa de sellador, o una capa de imprimación y pinta los postigos para que combinen con la apariencia y el estilo de tu hogar. Deja que los postigos se sequen durante 24 horas.

Más reciente

×