Cómo usar henna en polvo

El henna se ha venido usando como tintura para el cabello y la piel desde hace miles de años. Si usas henna, puedes darle un encantador color a tu cabello o crear tatuajes transitorios en tu piel. El polvo de henna, según cómo se lo prepare, puede usarse para teñir el cabello o para decorar la piel.

Passo 1

Determina cuánto polvo de henna necesitas. Si tienes el cabello hasta el cuello o más corto, con 100 gramos es suficiente. Con 200 gramos basta si tu cabello cae hasta la mitad de la espalda y 400 gramos, para el cabello que llega hasta la cintura.

Passo 2

Coloca el polvo de henna en una fuente de plástico.

Passo 3

Agrega lentamente jugo de limón - mientras revuelves con tu cuchara de plástico - hasta lograr una pasta uniforme y espesa. La idea es que se parezca un poco a una pasta de dientes. A estas alturas debería tener un color verdoso.

Passo 4

Cubre el recipiente con una toalla. Déja que la mezcla se asiente durante un día completo. Cuando la vuelvas a ver, tendrá un color amarronado. La tintura se está soltando del polvo de henna.

Passo 5

Agrega jugo de limón mientras revuelves hasta lograr una textura como de yogur.

Passo 6

Cúbrete los hombros con una toalla.

Passo 7

Colócate los guantes de plástico.

Passo 8

Trabaja la pasta de henna profundamente en tu cabello.

Passo 9

Deja la pasta que se asiente en tu pelo durante dos horas.

Passo 10

Enjuaga la pasta de henna. Mantén tu cabeza debajo del agua hasta que ésta salga limpia.

Passo 1

Colócate tus guantes plásticos.

Passo 2

Coloca 20 gramos de polvo de henna en tu recipiente de vidrio.

Passo 3

Agrega ¼ de taza de jugo de limón al polvo de henna muy lentamente.

Passo 4

Mezcla el polvo de henna con el jugo de limón con una cuchara de plástico hasta que estén totalmente integrados. No debe haber ningún grumo proveniente del polvo seco.

Passo 5

Cubre el recipiente con un envoltorio plástico, ejerciendo presión sobre el mismo hacia abajo, sobre la superficie de la pasta. Quítale toda burbuja de aire que veas para que quede sellada.

Passo 6

Coloca el recipiente en un lugar cálido durante 12 horas.

Passo 7

Retira el envoltorio de plástico.

Passo 8

Agrega 1½ cucharaditas de azúcar.

Passo 9

Revuelve la pasta hasta lograr una textura suave.

Passo 10

Cubre el recipiente con un envoltorio plástico, nuevamente ejerciendo presión en el envoltorio hacia la pasta. Quítale toda burbuja de aire.

Passo 11

Coloca el recipiente en un lugar cálida durante 12 horas.

Passo 12

Quítale el envoltorio plástico.

Passo 13

Haz un orificio muy pequeño en la esquina inferior de tu bolsa de plástico con un palillo.

Passo 14

Con ayuda de una cuchara coloca la pasta de henna en tu bolsa de plástico y séllala.

Passo 15

Dibuja diseños en tu cuerpo apretando la pasta y dejando que salga por el orificio de la bolsa de plástico. Varía la presión para obtener una línea más ancha o más delgada.

Passo 16

Espera a que la pasta se seque y se desmenuce sobre tu piel. Generalmente, esto tomará aproximadamente una hora.

Passo 17

Lava la pasta de tu piel. Tendrás que tener un diseño naranja pálido debajo que se oscurecerá a medida que pase el tiempo.

Más reciente

×