Cómo hacer huesos masticables para perros

••• bone image by Henryk Olszewski from Fotolia.com

Los huesos de juguete para masticar son uno de los más populares juguetes para perros. Les proporcionará horas de entretenimiento y pueden fortalecer los dientes. Aunque hay accesorios masticables de cuero crudo en el mercado, es posible hacerlos en casa. El proceso para hacer un juguete masticable para tu perro no es fácil, pero tendrás el control de todos los ingredientes que participan de su fabricación. Puedes preparar uno natural y divertido para que tu perro mastique en lugar de adquirir uno empaquetado que puede contener aditivos.

Passo 1

Compra el cuero en una tienda de confianza. Puedes comprarlo en línea o en una granja. Además, asegúrate de adquirir cuero de un animal no-graso. Los mejores cueros que puedes adquirir para hacer un juguete para masticar son de ganado viejo.

Passo 2

Corta la piel en un tamaño que quepa en el recipiente que tienes a mano. Una vez que esté en la olla, limpia todo el exceso de grasa animal, mugre, o cualquier otra impureza. La única parte del animal que se necesita para este proyecto es la piel. Todas las otras partes deben ser eliminadas.

Passo 3

Enrolla la piel y corta el cuero en pedazos más pequeños. Estas piezas serán con las que hagas el juguete para masticar. Puedes dar al cuero diferentes formas, tales como de huesos o anillos.

Passo 4

Coloca el cuero sobre una bandeja para hornear y lleva esta última a un horno.

Passo 5

Ajusta el horno a una temperatura baja --150 grados F (65,5 grados C)-- y obsérvalo cuidadosamente. Si el horno está demasiado alto, el cuero crudo se puede "licuar". Puedes aumentar la temperatura si miras el cuero crudo y determinas que ésta, tal como está, no afecta negativamente a la piel.

Passo 6

Retira la piel después de 30 minutos para ver si queda humedad en ella. Si es así, devuélvela al horno. Si está completamente seca, deja que se enfríe completamente antes de dársela a tu perro.

Más reciente

×