DESCUBRIR
×
Loading ...

Ideas de regalo para el postoperatorio

Tras una intervención quirúrgica, lo más probable es que el paciente se sienta fatigado y que el médico le recomiende reposo para recuperarse del trauma de la operación. Dependiendo de la gravedad de la intervención, durante este período postoperatorio de recuperación el paciente experimentará cambios en su vida y, con frecuencia, también algunas dificultades. Para que ese período de recuperación le resulte más fácil de sobrellevar, tanto física como mentalmente, hay diversos artículos y servicios con los que podrías obsequiarlo.

Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

La "almohada marido"

Se debe pasar mucho tiempo en cama después de una intervención quirúrgica, especialmente si la operación ha sido sumamente invasiva. Un buen regalo para una persona convaleciente podría ser la "almohada marido". Se trata de una almohada más grande y más alta que las normales que dispone de dos brazos para apoyar los codos, lo que permitirá al paciente sentarse y disfrutar de actividades ligeras, como la lectura. Procura adquirirla en un color oscuro para que las posibles manchas no se aprecien demasiado.

Loading ...

Una caja de DVDs

La vida queda como suspendida después de una operación quirúrgica, algo que puede suponer todo un reto para una persona acostumbrada a estar moviéndose continuamente de un lado para otro. Una de las cosas más difíciles de sobrellevar puede ser el tiempo excesivo que hay que pasar sin poder dar una vuelta, realizar cualquier actividad o ir a cenar a un restaurante. Podrías regalarle a tu amigo convaleciente una caja de DVD de su programa favorito para que le ayude a superar esas largas horas que debe pasar enclaustrado en casa.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Tu tiempo

La mayor parte de los pacientes no pueden valerse por sí mismos una vez que llegan a casa del hospital después de la intervención. Probablemente necesitarán ayuda con las tareas del hogar, para cuidar de su mascota o para recoger el correo, y también para poder acceder al baño y disfrutar de una higiene básica. Si tienes una relación estrecha con el paciente, podrías quedarte en su casa durante unos días para ayudarlo a pasar esos primeros momentos en los que incluso levantarse de la cama puede resultar doloroso.

Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

Alimentación

Por lo que respecta a la dieta a seguir tras la operación, cada paciente tendrá sus propias necesidades. Con frecuencia, los medicamentos para el dolor dificultan la regularidad de las comidas. Hazle a esa persona el regalo de prepararle los alimentos recomendados por su médico. Por ejemplo, si ha sido sometido a un bypass gástrico, solamente podrá comer alimentos líquidos o en puré. Si su operación ha revestido menor gravedad, sorpréndelo con una cesta de regalo para gourmets llena de alimentos curativos y saludables.

BananaStock/BananaStock/Getty Images

Sé su chófer

Es posible que la vida se ralentice después de una intervención quirúrgica, pero sin duda alguna no se detiene. No obstante, si al paciente le está siendo administrada una fuerte medicación para el dolor, no podrá conducir un vehículo a motor. Podrías hacerle el favor de convertirte en su chófer durante una semana o dos. Llévalo a sus citas con el médico o a cualquier otro lugar al que necesite ir mientras él no sea capaz de ponerse al volante.

Jupiterimages/Pixland/Getty Images
Loading ...
Loading ...