Cómo identificar bayas comestibles

••• Photos.com/Photos.com/Getty Images

No es raro encontrar bayas silvestres mientras haces caminatas o camping en el bosque. Durante esos viajes puedes encontrar que te equivocaste al embalar la cantidad adecuada de comida y así, quizás tengas que recurrir a la naturaleza por la comida. Las bayas silvestres se pueden encontrar en casi cualquier lugar en el medio silvestre, desde los prados y senderos naturales hasta las montañas y parques nacionales. Muchas bayas silvestres son seguras para el consumo humano, sin embargo, algunas pueden causar enfermedades e incluso la muerte si se las ingiere. Es por esto que es importante se capaz de identificar las bayas comestibles en la naturaleza.

Passo 1

Busca bayas silvestres que reconozcas a simple vista. Las bayas silvestres, como las fresas, las moras y los arándanos, todas lucen como sus contrapartes que se encuentran en las tiendas y supermercados. Las bayas silvestres generalmente son ligeramente más pequeñas que las que se venden en las tiendas pero igualmente son seguras para ingerir.

Passo 2

Prueba las bayas silvestres que encuentres. Si tiene sabor dulce y tiene un sabor que reconoces, deben ser seguras para comer. Si la baya tiene un sabor duro, picante o no tiene sabor, probablemente no sea comestible y deberás escupirla inmediatamente. Con algunas raras excepciones, la mayoría de las bayas sólo pueden envenenarte si las ingieres.

Passo 3

Compra una planta silvestre y una guía de identificación de bayas. Lleva contigo el libro y consúltalo cuando vayas a la naturaleza y encuentres cualquier baya con la que no estés familiarizado. Casi todas las guías muestran fotografías o ilustraciones para ayudarte a determinar qué encontraste y si es o no comestible.

Passo 4

Edúcate sobre bayas comestibles. Consulta una guía de bayas u otras referencias para aprender cuándo las bayas comestibles están generalmente en estación y dónde se pueden encontrara. Por ejemplo, puedes averiguar que las fresas generalmente maduran al comienzo del verano y que la planta tiene flores blancas. Luego sabrás que si encuentras una baya que se parece a una fresa a comienzos de marzo, probablemente no sea una fresa silvestre.

Más reciente

×