Cómo identificar un gato Nebelung

•••

El Nebelung es una nueva especie de gato que no está reconocida por las grandes asociaciones y exposiciones de gatos, aunque muchos criadores veteranos están empezando a creer que es una especie por derecho propio. La raza debe su nombre al primer espécimen real de esta raza con el mismo nombre. Sus padres se llamaban Sigfrido y Brunilda, ambos nombres pertenecientes a los principales personajes de la saga medieval germáncia "El Cantar de los Nibelungos". Desde un punto de vista genético, esta especie ha sido mejor descrita como la versión media de pelo largo de un azul ruso. Debido a que esta especie es todavía tan nueva, tener un gato Nebelung propio es muy difícil y un futuro propietario probablemente tendrá que encontrar un criador de gato y esperar por los gatitos. Aquí están las instrucciones para reconocer al raro Nebelug.

Comienza mirando el tipo de cuerpo del gato. Un Nebelung es un gato de tamaño medio, normalmente entre 8 y 12 libras, las hembras son un poco más pequeñas y delgadas que los machos. El gato debe tener una columna vertebral y las extremidades largas, con huesos finos y músculos firmes. Ambas líneas de hueso y músculo estarán ocultas por el pelo para evitar que el animal tenga un aspecto frágil, aunque cuando está mojado se parece más a un siamés.

Examina el pelo del gato. La capa de pelo del Nebelung es un sello distintivo de su especie. El pelo tendrá entre 1 1/2 y 2 pulgadas de largo total. El color constituye una necesidad absoluta para que sea un Nebelung. Cada cabello individual tendrá un profundo color gris azulado con una punta plateada. Esta punta da al animal un brillo distintivo metálico que es inconfundible con cualquier otro gato azul.

Mira la cabeza del gato. A diferencia de la mayoría de otras especies de gatos que pueden ser de color azul, el Nebelung tiene una cabeza que se ha descrito como igual a la de una cobra. El propio cráneo es muy amplio, pero no del todo profundo. Las orejas se apoyan en la parte posterior del cráneo del gato y son ligeramente curvadas hacia adelante en una capucha, lo que añade a esta ilusión. Ampliamente espaciados, los ojos verdes se parecen un poco a los de un gato Korat. Sin embargo, el tipo de cuerpo de un Korat y la forma del cráneo son totalmente diferentes a los de un Nebelung y si prestas atención deberías ser capaz de diferenciarlos fácilmente. Si el gato reúne estos criterios, entonces estás mirando un Nebelung.

Más reciente

×