Cómo limpiar las arrugas faciales de un perro pug

Una gran parte del encanto de un pug se debe a sus arrugas faciales. Le dan al perro una personalidad de expresión única. Sin embargo, si no se cuidan estos pliegues puede convertirse en un hábitat para las bacterias, los desechos, las sobras de comida y todo lo que el pug ponga cerca de su cara. Esto hace que la piel se irrite y produzca un olor nauseabundo. Si se limpian adecuadamente una o dos veces por semana, sin embargo, puedes evitar estos síntomas y dar al perro el cuidado que necesita para estar sano.

Paso 1

Compra toallitas malacetic en una tienda de mascotas. Estas toallitas son ideales, porque los ácidos que contienen son suficientemente fuertes para matar las bacterias, pero no irritan la piel.

Paso 2

Llama a tu pug a un área familiar, cómodo, como la cama del perro. Esto es importante porque quieres que piense en la limpieza como un hecho positivo.

Paso 3

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Baja la cara del pug, toma una toallita y suavemente pásala a través de la arrugas de la parte superior de la cara chata.

Paso 4

Photos.com/PhotoObjects.net/Getty Images

Realiza el trabajo por su cara de forma sistemática, asegurándote de no pasar demasiado cerca de los ojos o la nariz. Las toallitas no irritan la piel, pero pueden causar irritación en estas áreas.

Paso 5

Photos.com/PhotoObjects.net/Getty Images

Dale a tu pug un regalito, una vez terminada la limpieza con el fin de enseñarle que va a recibir una recompensa si coopera.

Más reciente

×