Cómo llegar a temas de conversación divertidos

group of young friends on footbridge look on you image by Pavel Losevsky from Fotolia.com

Cómo llegar a temas de conversación divertidos. Si esperas que otros te consideren el elemento divertido en su grupo de amigos, pon sabor a tu conversación con historias de humor y ocurrencias. Prepárate con varios temas graciosos para que nunca te quedes sin palabras.

Paso 1

Mira la televisión nocturna y espectáculos de sátira política, escucha la radio o lee periódicos y editoriales para reunir material para temas de conversación divertidos. Está bien pedir prestados chistes de otra persona siempre que des crédito a quien es debido.

Paso 2

Recuenta tus historias embarazosas, jugando hasta con los ángulos humorísticos. Ríete de tus defectos o apariencia. Ríete de los errores que has cometido. Un sentido autocrítico del humor es siempre encantador.

Paso 3

Discute sobre vistas curiosas que has notado en el camino hacia el evento que asistes o la última vez que estuviste en el centro comercial, el cine o la cena. Conviértete en un observador de la gente para llegar a una gran cantidad de ideas divertidas.

Paso 4

Sigue cada conversación de cerca y busca momentos para inyectar un comentario o línea sarcástica. Asegúrate de que estás realmente escuchando a quien habla (y que no estás a la espera de una oportunidad de ser divertido) y no lo interrumpas para decirle tus bromas.

Más reciente

×