Cómo puedo mandar a mi perro de un estado a otro

••• chien image by valpictures from Fotolia.com

Así te estés mudando, yéndote de vacaciones o mandando a tu perro a un nuevo hogar, los viajes de Fido lo van a llevar más lejos que la oficina del veterinario o al parque. Si no lo puedes llevar en tu auto a su destino, hay varias opciones para que tu mejor amigo viaje cómodo y con estilo, incluyendo los viajes por aire y la contratación de un servicio de transporte. Tu presupuesto, el tamaño y la raza de tu perro y el destino final juegan un importante rol en el método de despacho que elijas.

Passo 1

Contacta a tu línea aérea para conocer los requerimientos para transportar perros por avión. American Airlines, por ejemplo, tiene restricciones para las razas de "nariz chata" como los pugs, los terriers Boston y los boxers, que pueden tener problemas respiratorios durante los viajes a gran altura o problemas por las temperaturas fluctuantes. Y además hay un número limitado de espacio en los aviones para animales.

Passo 2

Chequea el calendario. Si lo vas a despachar por una aerolínea de cargas. debes tener en cuenta que las altas temperaturas pueden ser extremadamente peligrosas para tu perro. Esa es la razón por la que Delta Airlines tiene no permite que las mascotas viajen como equipaje del 15 de mayo al 15 de septiembre. Aunque tu aerolínea acepte a las mascotas como carga durante los calurosos meses de verano, no es lo mejor para tu mascota.

Passo 3

Reserva el vuelo de tu mascota con bastante anticipación para asegurarte de que pueda viajar en el período que lo necesitas.

Passo 4

Visita al veterinario. De acuerdo a la American Kennel Club, o AKC, " El certificado de salud se debe presentar no más de diez días antes de la salida del vuelo. También se piden los certificados de vacunación, tanto anti-rábica, como los de las otras vacunas".

Passo 5

Camina a tu perro antes de llevarlo al aeropuerto y antes de despacharlo. Para evitar accidentes y que el perro esté cómodo, desde la noche anterior limita su ingesta de agua y comida.

Passo 6

Arregla que se lo vaya a buscar lo más rápido posible una vez que llegue a destino para que no esté en el área de cargas por mucho tiempo.

Passo 1

Pregúntale a tu veterinario, a un entrenador de perros local, en una tienda de mascotas local o a amigos si te pueden recomendar una compañía de transporte de mascotas.

Passo 2

Chequea las referencias del transportista cuidadosamente. Pregúntale a clientes que hayan usado el servicio antes si están satisfechos, si tuvieron algún problema y cómo fueron tratadas sus mascotas.

Passo 3

Pide un itinerario detallado para el viaje de tu mascota y pregunta sobre con qué frecuencia se lo alimentará y los recreos de ejercitación, así como también sobre los recreos para "ir al baño". Si va a viajar toda la noche, pregunta si va a dormir en la habitación de un hotel con el cuidador, si habrá un área con clima controlado o lo hará en la camioneta de transporte.

Passo 4

Dale al transportista una detallada información sobre tus propios planes de viaje, incluyendo un número de celular en el que te pueda contactar durante el viaje. Si tu perro viaja hacia una nueva casa, asegúrate de que el transportista tenga los datos del nuevo dueño.

Passo 5

Arregla para que alguien esté en el destino cuando llegue el perro.

Passo 1

Cómprale a tu perro un collar fuerte, que le quede cómodo, y una correa. Agrégale una identificación, como una etiqueta grabada o bordada que tenga el nombre del perro, tu nombre y el teléfono en el que se te puede contactar.

Passo 2

Considera una identificación permanente como un tatuaje o un microchip además de la etiqueta. De acuerdo a la AKC, esas medidas "pueden aumentar las posibilidades de que te vuelvas a reunir con tu perro en caso de que se escape".

Passo 3

En los días anteriores al viaje, sácale fotos a tu perro desde todos los ángulos. En caso de que lo encaminen incorrectamente durante el viaje, o se escape del transporte en tránsito, necesitas fotos recientes para identificarlo, de acuerdo a la AKC.

Passo 4

Empaca comida extra. Independientemente del medio de transporte que uses, tu perro necesitará comida en algún momento. Ten en cuenta que puede haber demoras e incluye al menos 2 ó 3 raciones más de las que necesitará durante el viaje.

Más reciente

×