Cómo hacer maní cubierto con chocolate

Los maníes cubiertos con chocolate son un aperitivo ideal para cualquiera que desee algo crujiente y con chocolate. Estos deliciosos bocados son una golosina fácil de realizar que puedes compartir en fiestas en la oficina o con familia y amigos. También puedes realizarlos y colocarlos en latas decorativas y entregarlos como regalos caseros en las vacaciones. No necesitas demasiados ingredientes o herramientas de cocina para hacer cacahuates cubiertos con chocolate, lo que hace a este sabroso manjar un buen proyecto para un fabricante de dulces novato.

Haciendo maníes cubiertos con chocolate

Mezcla una taza de cada tipo de chispas (caramelo, chocolate y mantequilla de maní) en la cacerola.

Derrite las chispas en la olla a fuego medio, revolviendo constantemente para que la mezcla no se queme.

Agrega una taza de maníes a la mezcla, una vez que las chispas estén completamente derretidas.

Saca en grupos los maníes con una cuchara y ubícalos en una bandeja cubierta con papel encerado.

Coloca la bandeja en el congelador una vez que todos los maníes estén hechos o hasta que el papel encerado esté lleno.

Agrega más maníes a la mezcla si te sobró chocolate. Repite el proceso de sacarlos con una cuchara y colocarlos en la bandeja.

Saca los maníes cubiertos con chocolate del congelador luego de una hora y colócalos en una lata forrada con papel encerado. Almacénalos en el refrigerador para que no se derritan.

Más reciente

×