Mascarillas hechas en casa para el cabello reseco

George Doyle/Stockbyte/Getty Images

En los viejos tiempos, los remedios caseros para el cabello eran bastante sencillos; la cerveza, el jugo de limón o la mayonesa (¡puaj!) en realidad no hacían nada para hidratar el cabello seco. Seguro, quizá le daban un poco de brillo y suavidad, pero si tus cabellos secos necesitan una transformación, necesitarás más ayuda que la que esos viejos remedios pueden darte. Así que si te encuentras con una despensa llena en un fin de semana perezoso, consiéntete a ti misma con una rica mascarilla hecha en casa que le dará nueva vida a tus cabellos.

Cabello claro

Step 1

Añade en un tazón pequeño miel y 1 cucharada de aceite de oliva extra virgen. Revuelve profundamente para mezclar los ingredientes.

Step 2

Aplica la mezcla sobre tu cabello empezando desde el cuero cabelludo y llevándola hacia las puntas. Asegúrate de cubrir a fondo cada mechón.

Step 3

Ponte un gorro de baño o asegura tu cabello dentro de una bolsa plástica y deja que la mascarilla repose por lo menos 30 minutos. Enjuaga con agua tibia y luego lávalo y acondiciónalo como acostumbras.

Cabello oscuro

Step 1

Coloca en un tazón pequeño 1 cucharada de aceite de oliva extra virgen y la melaza. Revuelve profundamente hasta que estén bien mezclados.

Step 2

Masajea la mezcla en el cuero cabelludo y trabájala suavemente hacia las puntas de tu cabello. Cubre cada mechón para mejores resultados.

Step 3

Cubre tu cabello con un gorro plástico para baño o una bolsa plástica y deja reposar por 20 o 30 minutos. Lava y acondiciona tu cabello como siempre. Quizá tengas que lavar tu cabello dos veces para remover los restos de melaza.

Cabello muy procesado

Step 1

Pela un aguacate maduro, pártelo a la mitad y remueve la semilla. Aplasta la mitad del aguacate y viértelo en un tazón pequeño.

Step 2

Añade 1 cucharada de aceite de oliva extra virgen y el huevo. Revuelve bien hasta tener una mezcla con una consistencia espesa y para untar.

Step 3

Esparce la mezcla a través de tu cabello desde el cuero cabelludo hacia las puntas. Cubre con un gorro para baño o una bolsa plástica y déjalo reposar por unos 15 o 20 minutos. Enjuaga con agua fría y lava con champú como de costumbre.

×