¿Cuál es el mejor abono orgánico: el guano o el estiércol de pollo?

El guano o estiércol de murciélagos y aves marinas es popular para utilizar como abono.

Anup Shah/Digital Vision/Getty Images

Procedente de varios tipos de murciélagos y aves marinas, el abono de guano ha sido muy apreciado desde la época de los antiguos peruanos por su valor como fertilizante. De acuerdo con el Servicio Nacional de Información para la Agricultura Sostenible (ATTRA), el contenido de nutrientes del guano varía en función de lo que el ave comió y lo que está mezclado con los excrementos. Técnicamente, el estiércol de pollo puede ser clasificado como guano ya que los pollos son aves. De hecho, los bonos comerciales son a menudo una mezcla de ambos. Si el guano o el estiércol de pollo es el mejor abono, dependerá de cada planta y sus necesidades nutricionales.

Cultivar vegetales

Cultivos como el maíz requieren grandes cantidades de nitrógeno.

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Los porcentajes de nitrógeno, fósforo y potasio en los fertilizantes se clasifican según peso. Muchos vegetales son grandes consumidores de nitrógeno. Las aves marinas y los murciélagos tienen una dieta más alta en proteínas que los pollos, lo que eleva los niveles de nitrógeno. El estiércol de cuevas de murciélago tiene aproximadamente 3 por ciento de nitrógeno y el de aves marinas que se alimentan de peces del Perú tiene hasta un máximo de 11 por ciento. El estiércol de pollo contiene un 1,1 por ciento de nitrógeno. Plantas que consumen mucho nitrógeno como el maíz pueden apuntarse en el equipo del guano peruano o de murciélago.

Plantas con raíces poco profundas

Las flores se benefician de más fósforo y potasio en el suelo.

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

A las plantas con sistemas radiculares cortos como las flores y la hierba les favorecen un suelo con más fósforo y potasio. El estiércol de gallina tiene 0,8 por ciento de fósforo y 0,5 por ciento de potasio. El estiércol de cueva de murciélago contiene un 10 y un 1,0 por ciento respectivamente, y el de aves marinas peruanas un 13 y un 3 por ciento. Parece que el abono de guano gana de nuevo, si utilizamos sólo los datos de micronutrientes como una guías definitoria.

Fertilizantes hidropónicos

La hidroponía cultiva plantas principalmente con agua.

Jupiterimages/BananaStock/Getty Images

La agricultura hidropónica cultiva plantas en agua con nutrientes agregados en vez de utilizar tierra. En este sistema se necesita solamente una fracción del agua que se usa en los cultivos comunes en tierra porque se reciclan los nutrientes. Es posible lograr un mayor rendimiento en un pequeño espacio. Con frecuencia se elige utilizar fertilizantes comerciales en estos cultivos hidropónicos, pero el uso de abonos orgánicos está aumentando. Tanto el fertilizante de guano o de gallina proporcionan nutrición orgánica y libre de pesticidas. El mejor abono para hidroponía es una mezcla de guano y estiércol de gallina.

Cultivos de campo

Los cultivos extensivos como el girasol no están habituados al abono abundante.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

La soja, el trigo, el girasol y el algodón son cultivos extensivos que se utilizan para bajar los niveles de nutrición añadidos al suelo. A causa de técnicas agrícolas abusivas, incluso estas plantas han sacado muchos de los nutrientes del suelo. Los suelos agrícolas agotados pueden ayudarse con un poco de abono. Cultivos como éstos serían los que más se beneficiarían de la gallinaza compostada, ya que el guano puede ser demasiado rico. El abono de estiércol de pollo tiene un punto de ventaja en los cultivos extensivos.

×