Los mejores colores de esmaltes de uñas para usar con un vestido plateado

Pascal Le Segretain/Getty Images Entertainment/Getty Images

Todas amamos los colores metálicos y pueden crear un aspecto fabuloso, pero una vez que hayas encontrado el vestido plateado perfecto ¿qué vas a hacer con tus uñas? Si tienes problemas para encontrar el tono perfecto, no te preocupes. Actualmente los metálicos combinan diferentes colores, así que ¡ostenta tu estilo llamativo con confianza!

Rojo clásico

Marili Forastieri/Photodisc/Getty Images

Nunca vas a equivocarte con un esmalte para uñas rojo clásico. Las uñas rojas siempre lucen glamorosas y elegantes y pueden realzar tu vestido plateado. Si vas por este camino, opta por los rojos más brillantes. No necesariamente tienes que elegir un rojo fuego, pero tampoco uno muy oscuro. Los rojos más brillantes se destacan más agradablemente que los tonos oscuros cuando los combinas con los colores metálicos.

Estilo vampiresa

NA/PhotoObjects.net/Getty Images

Las uñas más oscuras son un avance más de la moda para crear un estilo, pero pueden verse anticuadas. Intenta un contraste marcado y pinta tus uñas con un esmalte negro brillante. Si el negro es demasiado para ti, intenta con el carbón o el azul marino muy oscuro.

Combina metálico con metálico

Jack Hollingsworth/Photodisc/Getty Images

Esta es una opción fácil. Usa uñas plateadas con tu vestido plateado. Si no deseas una combinación perfecta, prueba con uñas doradas. Los dorados llamativos funcionarán, pero si quieres un opción más sutil, escoge un tono más suave con un ligero tinte dorado. Para un aspecto más divertido, prueba con un estampado metálico, esta opción es solo para las más atrevidas, así que utilízala con precaución.

Manténlas neutras

Jupiterimages/Stockbyte/Getty Images

Si no deseas un color que realmente le quite la atención a tu vestido plateado, usa un tono neutro. Para hacerlo, ve por los colores que sean muy similares al color natural de tus uñas. Las uñas neutras brindan un aspecto prolijo y elegante. Y recuerda, ante cualquier duda, una manicura muy prolija sin esmalte o con un esmalte de uñas transparente es siempre una opción fantástica.

×