Cómo moler café sin un molinillo

••• Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Hay momentos en los que puede que no tengas un molinillo para moler tus granos de café. Aún así puedes molerlos y preparar una buena taza de café. Estos métodos no producirán una textura muy fina; el molido saldrá bastante grueso, pero servirá de todos modos para hacer café.

Passo 1

Coloca tus granos de café en un mortero y muélelos con la maja o mano del mortero. No se molerán muy finamente, pero saldrán lo bastante bien como para filtrar tu café. El café molido tendrá una consistencia gruesa. Este método es laborioso y requiere de tiempo.

Passo 2

Dobla una toalla y coloca tus granos de café encima. Pon los granos en una bolsa de plástico y coloca otra toalla doblada por encima. Aplasta todo con un martillo. Sigue golpeando hasta lograr la consistencia deseada.

Passo 3

Pon los granos de café en una bolsa de plástico y encima de una toalla. Coloca otra toalla arriba. Golpea los granos con una roca chata si no tienes martillo.

Más reciente

×