DESCUBRIR
×
Loading ...

Mucosidad en la orina del perro

Según el American Kennel Club, la orina de un perro sano es transparente o ligeramente amarilla, sin rastro de mucosidad u otro material sólido. Pero cuando un perro está enfermo, es posible que se aprecie moco en la orina o goteando de su cuerpo tras haber orinado.

Sad Eyes image by John Sfondilias from Fotolia.com

Causas

Esta mucosidad proviene de la mucosa del aparato urinario, que, cuando todo va bien, se queda dentro del cuerpo del perro. En el libro "Dog Owner's Veterinary Handbook" (Manual de veterinaria para propietarios de perros) se dice que, cuando el animal sufre alguna infección en el tracto urinario, esta mucosidad se produce en exceso y es eliminada por la orina.

Loading ...

Función

El cuerpo del perro produce una mayor cantidad de mucosidad en un intento por eliminar las bacterias causantes de la infección. Sin embargo, es posible que este moco llegue a bloquear el tracto urinario del animal.

Síntomas

Según el manual antes mencionado, cuando el perro sufre una cistitis u otro tipo de infección en su tracto urinario, es posible que se aprecie sangre en su orina, que se lamente al orinar, que la micción sea únicamente de unas cuantas gotas a pesar del esfuerzo y que el animal se lama sin parar la vulva o el pene.

Advertencia

La mucosidad en la orina del perro no debe ser ignorada. Según VetInfo.com, a la larga, podría conducir a la formación de cálculos en la vejiga, que a su vez podrían acabar con la vida del animal.

Tratamiento

En primer lugar, se hará un análisis de orinas y, en ocasiones, radiografías para determinar qué tipo de infección del tracto urinario padece el perro, así como la presencia de cálculos. A continuación, le serán administrados antibióticos para acabar con la infección.

Loading ...
Loading ...