DESCUBRIR
×
Loading ...

El pan de cada día: variedades de pan

Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images

Introducción

Uno de los elementos que mejor complementan a la comidas alrededor del mundo es el pan. ¿Qué sería de un desayuno, comida o cena sin una pieza de este delicioso alimento? Pero quizás te has preguntado ¿por qué se llaman así los panes que se consumen diariamente? Conoce los nombres y un poco de las historias de las más deliciosas piezas, te dejarán con la boca abierta y con ganas de comerte uno. ¡Se vale saborearlos!

Tono Labra/Age Fotostock/Getty Images

La telera

A lo mejor el nombre no se te haga muy familiar, pero en México es uno de los panes salados más utilizados para la preparación de las famosas tortas mexicanas. En las tortas, la telera se corta a la mitad y se rellena de diversos ingredientes: la clásica de jamón con queso, chorizo, pierna y hasta de huevo. Este pan se llama así porque al momento de elaborarlo, se le hacen tres cortes en la superficie, como hileras, de ahí el nombre compuesto.

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Una deliciosa baguette

Francia le ha regalado muchas cosas al mundo; desde un buen perfume de este origen, hasta deliciosos platillos y complementos extraordinarios como el caso de la baguette. Su nombre tiene una traducción que equivale a decir "bastón pequeño" o "varilla", debido a la forma que guarda el mismo. Su origen se le atribuye a Napoleón aunque hay quienes rechazan esta teoría. En otros lugares del mundo se le conoce de una forma distinta: en España la llaman "barra de cuarto", "melcochón" en Costa Rica donde es el pan tradicional y en Yucatán, México se le conoce simplemente como "pan francés".

Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images

¡El riquísimo bagel!

Este pan, que es como una especie de dona elaborada a base de harina de trigo, tiene una gran historia. Llegó a América por conducto de los ingleses, quienes quedaron encantados al descubrir este tipo de pan cuando los judíos lo hicieron popular. Mucha gente piensa que se creó como consecuencia del triunfo de los polacos sobre los turcos en la Batalla de Viena en 1683, pero no es así, porque se tienen registros de la existencia de este pan desde 1610 como una alternativa de cuaresma. La palabra "bagel" significa "rosca", de ahí su nombre.

Smeet666/Creative Commons

¿Se te antoja una concha?

Dentro de la panadería mexicana uno de los tipos más tradicionales es la concha. Su nombre se debe a que tiene una figura muy parecida a este elemento que se encuentra en el mar. Consiste en un pan redondo que tiene por la parte de arriba una cubierta crocante hecha de manteca o mantequilla con azúcar. Al ponerla en contacto con el calor del horno se endurece, y lo mejor de todo esto es que hay de chocolate y de vainilla. Mmm... ¡delicioso!

Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images

A Homero Simpson le fascinan

Este tipo de pan tiene varias denominaciones alrededor del mundo: rosquilla, dona, berlina y más. Podrías pensar que es exactamente igual que un bagel, pero te equivocas. La dona tiene la diferencia de que es un pan totalmente dulce, y es completamente frito. La creación de esta delicia se le atribuye a Hanson Gregory, un marinero que estaba harto de que no se friera por el centro, por lo cual tomó un pimentero y le hizo un hoyo en el centro, de ahí surgió este pan que es el preferido de chicos y grandes.

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Se llame como se llame ¡a todo mundo le encantan!

Por su nombre, podrías creer que el croissant es de origen francés, pero no es así. La historia señala que cuando los turcos querían invadir el territorio vienés, su estrategia fue trabajar únicamente de noche para no ser descubiertos. Los únicos que se pudieron dar cuenta de esta táctica fueron los panaderos, ya que ellos laboraban a esas horas, por lo cual fueron literalmente estas personas quienes salvaron a Viena. En agradecimiento, el emperador de Austria Leopoldo I les concedió ciertos privilegios a los panaderos, y como forma de regresarle el favor al emperador crearon dos panes, uno de ellos conocido como croissant o media luna, como burla a los musulmanes turcos.

Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images

¡El más suavecito de todos!

¿Quién no ha saboreado un delicioso muffin? Este pan es uno de los que apareció cerca del año de 1703. Es llamado de esta manera por una derivación un poco extraña. Se dice que originalmente los franceses nombraban mouffle a los panes suaves en general, y posteriormente al escuchar este nombre los ingleses lo llamaron moofin. Tiempo después por el sonido de la doble "o", decidieron ponerle "muffin" cuando se popularizó en cafeterías de Inglaterra y Estados Unidos.

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

¿Con qué te la vas a preparar?

Uno de los panes más populares en los últimos años es la chapata, que es utilizado sobretodo en la cocina de tipo gourmet. Este es un pan que viene de Italia y no fue creado hace mucho, se le atribuye a Arnaldo Cavallar, un distinguido chef italiano que lo creó a finales de los años 80. Su elaboración requiere la utilización de harina y levadura que se deja reposar lentamente, se hornea y cuando se saca de ahí, se le agrega harina encima. El nombre proviene del vocablo italiano "ciabatta" que esta palabra equivale a sandalia en español por la forma alargada que tiene.

Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images

Saben deliciosos con mermelada

La palabra con la que se llama este pan proviene del inglés "biscuit" y en lugares como América Latina se ha regionalizado a bisquet. Es un pan que recibe su nombre por el estilo de cocción que lleva, ya que "biscuit" se refiere a una técnica en que algo es horneado y al salir queda muy duro, característica del bisquet que no es un pan suave. En éste la harina se utiliza únicamente como si fuera levadura; es decir, muy poca, y la masa se elabora con huevo, crema y mantequilla en grandes cantidades. El secreto es dejar la masa refrigerándose una noche antes e hidratarla correctamente.

Jochen Sand/Photodisc/Getty Images

¿Animales de pan?

Uno de los alimentos que más llaman la atención de chicos son los panes de dulce en forma de animal. Hay una gran variedad de formas y nombres con los que han sido bautizados estos panes, como por ejemplo cocodrilos, tecolotes, borregos, conejos, cisnes, y hasta burras y burros. ¿Qué tal? Sí que existe una gran variedad en cuanto a comer pan se refiere, ¿no crees?