Cómo preparar Halva

••• George Doyle/Stockbyte/Getty Images

El halva es un dulce de miel con una textura granulosa particular. A lo largo del Medio Oriente, se lo conoce con diferentes nombres, pero el nombre halva se refiere a una variedad que se produce en Israel. El dulce tradicional de halva se realiza con sésamo, pero muchas de las recetas regionales utilizan sémola, pistacho o nueces. Las barritas de halva se comercializan en rotiserías y panaderías judías y por lo general se sazonan con vainilla o chocolate. El dulce de halva casero es muy simple de realizar y tan solo necesitas muy pocos ingredientes para fabricarlo.

Preparación del dulce

Passo 1

Calienta el aceite en una sartén a fuego lento. Agrega la harina y revuelve la preparación. Continúa cocinando hasta que la harina empiece a dorarse.

Passo 2

Agrega la pasta tahini en la sartén e incorpórala con la preparación; luego retira la sartén del fuego.

Passo 3

Vierte la miel en una cacerola y cocínala hasta el punto de ebullición; déjala hervir durante un minuto. Luego vierte de inmediato esta miel caliente en la preparación de tahini y revuelve bien todos los ingredientes.

Passo 4

Luego incorpora el extracto de vainilla, el polvo de cacao, la canela o el agua de rosas a la masa.

Passo 5

Extiende la mezcla sobre un molde para pan. Alisa la parte superior con el dorso de una cuchara o una espátula.

Passo 6

Deja el dulce de halva en el refrigerador durante dos horas. Luego, invierte el molde para retirar el dulce de halva; córtalo en forma de barritas y sírvelo.

Passo 7

Puedes envolver y guardar el dulce de halva en el refrigerador durante dos semanas.

Más reciente

×