Cómo perforar tu ombligo

teenage girl and belly button ring image by Jorge Moro from Fotolia.com

Las perforaciones de ombligo son muy comunes en estos días. Algunas personas optan por hacerlo ellas mismas por una serie de razones, en lugar de recurrir a un profesional, que es la opción preferida. Si decides hacerlo tú mismo, aquí encontrarás como hacerlo.

None

Investiga sobre la perforación tanto como puedas para determinar que estás seguro que la quieres y tengas la certeza de que deseas hacer la perforación tú mismo antes de intentar esto. Reúne los elementos que necesitarás y continúa con el Paso 2. No sustituyas ninguno de los elementos de esta lista.

Lávate las manos y ponte los guantes. Esto es para asegurar que todo se mantenga limpio y estéril.

Limpia el área con la almohadilla impregnada de alcohol para asegurarte que esté libre de bacterias. Enfrente de un espejo, marca la zona de colocación deseada con tu marcador de tinta para el cuerpo. Marca el punto de inserción de arriba y el área donde quieres que esté la perforación abajo.

Usa la abrazadera para sujetar el área con tu marca deseada en el centro, mantén la piel tensa y asegúrate de que tu ángulo es el correcto. Revisa tu ubicación y el marcado una vez más para estar seguro.

Coloca la aguja en tu punto marcado. Empújala. ¡La parte dolorosa ha terminado! Empuja con una presión uniforme y evita las vacilaciones.

Ensarta la joya a través de la parte posterior de la aguja y empuja para removerla y permitir que la joya tome su lugar.

Asegura los extremos de la joya perfectamente para garantizar que ésta se quedará en su lugar. Haz terminado. Sigue después las instrucciones de cuidado (en la sección de consejos a continuación) y puedes esperar que tu perforación sane en un plazo de 6 a 12 semanas.

×