Cómo podar gardenia en macetas para interiores y exteriores

Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images

Los arbustos de gardenia crecen mejor en climas cálidos con inviernos suaves. Las temperaturas por debajo de 20 grados Fahrenheit (-6,67 ºC) matan las plantas. El crecimiento de los arbustos en recipientes te permite disfrutar de dichos arbustos siempre verdes y sus flores fragantes en climas más fríos, ya que puedes mantener al aire libre las macetas para el verano y al interior durante el invierno. Las gardenias no toleran la perturbación de la raíz, ya que raramente serían replantadas. Podar la gardenia regularmente le evita crecer más que su maceta.

Paso 1

Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images

Aprieta la punta de crecimiento durante el primer año después de sembrar. Agarra la punta de cada tallo con tus dedos y quiébrala encima de la yema u hoja más elevada. Aprieta cada cuatro a seis semanas durante la primavera y el verano, cuando la gardenia está creciendo activamente. Pellizcarla la hace más pequeña y más llena.

Paso 2

Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images

Corta las flores secas en la primavera después de que se marchite la floración. Recorta la cabeza de la flor completa de modo que la gardenia no pueda producir semillas, lo que debilita el arbusto.

Paso 3

Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images

Recorta de nuevo las gardenias tanto en interiores como al aire libre después de la eliminación de las flores. Recorta de nuevo las ramas encima de una hoja o yema, eliminando no más de un cuarto de su longitud, para mantener la forma y tamaño de la planta.

Paso 4

Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images

Poda la madera seca y dañada en primavera. Elimina estas ramas de nuevo lo más cercano a la madera saludable en la misma rama o donde se unen a otra saludable. Las macetas que se mantienen al aire libre durante todo el año son más propensas a sufrir de madera seca y la muerte regresiva de invierno.

Más reciente

×