Cómo practicar la justicia social

••• Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

La mayoría de las personas desean vivir en una sociedad justa, incluso si no están de acuerdo con lo que hace a dicha sociedad justa. Algunos enfatizan la necesidad de un tratamiento preferencial de los pobres, insistiendo en que la economía debería servir a la gente, en lugar de que la gente sirva a la economía y piden una sociedad pacífica con respecto mutuo entre unos y otros y para con el medio ambiente. El saber cómo practicar la justicia social puede cambiar el mundo, una persona a la vez.

Passo 1

Aprende a apreciar a los demás como seres humanos completos que merecen respeto y oportunidades. Debes estar siempre listo para ayudar a otros sin juzgarlos. Esta es la creencia básica de la justicia social.

Passo 2

Practica la compasión. Se especialmente amable con aquellos que han sido oprimidos o son a menudo ignorados por nuestro sistema legal, como los inmigrantes y los pobres. Trata de entender la vida desde su perspectiva, especialmente si no has tenido experiencias similares.

Passo 3

Trabaja para incrementar tus conocimientos y habilidades prácticas, de manera que tengas algo de valor para ofrecer a otros en tu familia, el trabajo y en tu comunidad.

Passo 4

Elige a representantes políticos que crean en la justicia social y la practiquen. Tú tienes una voz, así que úsala, a nivel local, estatal y nacional. Considera los efectos de las propuestas para la ciudad y el estado antes de entrar en la casilla de votación. Reconoce que las políticas de gobierno nacionales tienen efectos internacionales.

Passo 5

Se un buen vecino. Mantén a tus mascotas, jardín y ruido bajo control. Participa en proyectos del vecindario.

Passo 6

Cultiva en tu propio patio. El pasto y las plantas de ornato requieren de tiempo y dinero y no son productivas. Cultiva tus propias hierbas, frutos y vegetales y comparte los beneficios con tus vecinos.

Passo 7

Si ambicionas tener menos, producirás también menos desechos. Come menos comida chatarra, usa menos tu auto, compra menos y guarda más para aquellos que no cuentan siquiera con las necesidades básicas. Disfruta lo que tienes porque el ser agradecido por lo que tienes, inspirará a otros a practicar la justicia social también.

Más reciente

×