Cómo preparar frutas bañadas en chocolate

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Una delgada cobertura de chocolate complementa la dulzura natural de casi cualquier tipo de fruta. El secreto de una cobertura de chocolate deliciosa reside en el tipo de chocolate utilizado, en el proceso de derretimiento y en la ténica de cobertura. Cualquier tipo de chocolate puede derretirse y utilizarse como cobertura, pero los productos que están hechos especialmente para este fin dan los mejores resultados. Es necesario tener paciencia durante el proceso de derretimiento ya que si usas mucho calor junto, puedes obtener una consistencia espesa, imposible de usar, y con sabor a quemado.

Paso 1

Enjuaga la fruta y córtala en pedacitos del tamaño de bocados. Sécala con una toalla de papel si está muy húmeda, ya que el exceso de humedad puede impedir que el chocolate se adhiera.

Paso 2

Coloca los pedazos de chocolate en el recipiente interno de la olla para baño María. Vierte 3 pulgadas de agua en el recipiente externo de la olla. Coloca el recipiente interno de la olla para baño María dentro del recipiente externo y calienta todo a fuego medio sobre la estufa.

Paso 3

Revuelve el chocolate lentamente a medida que se derrite. Quita la olla para baño María del fuego una vez que el chocolate derretido tenga una textura blanda y pareja.

Paso 4

Pincha un pedazo de fruta con un escarbadientes o un tenedor. Sumerge 3/4 del pedazo de fruta en el chocolate para que su color natural quede visible en la parte de arriba. Sostén la fruta sobre la cacerola y permite que gotee el exceso de chocolate. Coloca la fruta sobre una hoja de papel de cera.

Paso 5

Repite el proceso con todos los pedazos de fruta.

Más reciente

×