Cómo propagar tus claveles

••• Polka Dot Images/Polka Dot/Getty Images

Puedes aumentar tu suministro de claveles y hacer nuevas plantas exactamente iguales a las que ya tienes. Es fácil propagar tus claveles con esquejes que hayas cogido de tus propias plantas. Coge los esquejes desde el tallo a principios de primavera y en la mitad del verano estarán listos para ser plantados en tu jardín.

Cómo propagar tus claveles

Passo 1

Llena la maceta con al menos 5 pulgadas de arena o vermiculita. Riégalo bien hasta que esté húmedo pero no saturado. Ahora es cuando plantarás tus esquejes.

Passo 2

Corta los esquejes en la segunda mitad de la primavera. Los tallos deben de tener 6 pulgadas de largo y con al menos dos "nódulos." Los nódulos son bultos a partir de los cuales crecen las ramas y se encuentran en el tallo.

Passo 3

Unta el extremo de cada esqueje con en la hormona granulada de crecimiento.

Passo 4

Usa un lápiz para hacer un agujero en el lugar en el que vaya a crecer la raíz. Puedes situar los esquejes como mínimo a 1 o 2 pulgadas, ya que solo crecerán raíces en esta maceta.

Passo 5

Inserta cada esqueje en el agujero anteriormente creado y asegúrate de que cada se una se mantiene por si misma en ese medio.

Passo 6

Pon la maceta con los esquejes en una gran bolsa de plástico pero no la cierres. Esto los mantendrá calientes hasta que el el tiempo sea más caluroso. Ponlo en una zona de sombra libre de posibles congelaciones. Vigílalos con regularidad y ponles agua si es necesario. Quítalos de la bolsa cuando haga un tiempo más caluroso. Los esquejes deberían arraigar entre 6 y 8 semanas y a partir de ahí pueden plantarse en un jardín propio.

Más reciente

×