Cómo revivir una orquídea

••• Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

El cultivo y cuidado de las orquídeas puede ser un pasatiempo gratificante. Sin embargo, la atención inadecuada o insuficiente puede conducir a tener orquídeas deshidratadas y no saludables. Si tu orquídea se ve enferma y tiene hojas amarillas o resecas, los siguientes pasos y consejos pueden revivirla y asegurar una vida larga y saludable para tu orquídea.

Paso a paso

Passo 1

Riega con regularidad para revivir una orquídea deshidratada, pero no la sobrehidrates. El exceso de agua conducirá a raíces podridas.

Passo 2

Alimenta a tu orquídea con fertilizante en cada riego. El fertilizante asegura un crecimiento saludable.

Passo 3

Mantén la orquídea fuera de la luz solar directa. La sombra es esencial. Demasiada luz del sol puede quemar las hojas, lo que la conduciría a perderlas.

Passo 4

Asegúrate de utilizar el abono para macetas correcto. Corteza, musgo y cáscara de coco añadidas al abono permitirán un drenaje suficiente.

Passo 5

Cambia la temperatura en la mañana y en la noche. Las orquídeas crecen en temperaturas más cálidas durante el día entre 70 y 80 grados F (21 y 26° C) y temperaturas más frescas durante la noche, entre 50 y 60 grados (10 y 15° C).

Passo 6

Mantén tu orquídea en un área bien ventilada con flujo de aire continuo desde una ventana abierta o un ventilador. La ventilación ayuda a que la orquídea premanezca fresca, lo que la llevará a un crecimiento saludable.

Más reciente

×