Cómo hacer tu propio disfraz de sirvienta francesa

Con el paso de los años, los disfraces para mujeres se van haciendo más sensuales, y el disfraz de sirvienta francesa se ha convertido por mucho en el más conocido, por su sensualidad y por dar una impresión general de picardía. Hacer un disfraz de sirvienta francesa ofrece muchas ventajas a comprar uno, pues existen muchas variaciones que puedes agregar y cambiar según tu gusto. Los colores, materiales y accesorios pueden variarse para conseguir el aspecto y nivel de sensualidad deseados.

Armando el disfraz

Paso 1

Compra un vestido negro. Elige uno que sea corto, con mangas abombadas y una falda rellena, de preferencia con enaguas debajo.

Paso 2

Elige un mandil corto y blanco. Debe ser un poco más corto que el vestido, con atadura por detrás.

Paso 3

Elige medias. Puedes escoger entre las negras básicas, unas apretadas hasta las rodillas y medias de malla de pescador.

Paso 4

Elige unos zapatos según la comodidad y el nivel de sensualidad deseados. Por ejemplo, unas zapatillas bajas negras son cómodas y discretas, mientras que unos tacones negros harán más provocativo el ensamble.

Agregando accesorios

Paso 1

Para darle a tu vestido de sirvienta francesa un aspecto más auténtico, usa un corsé negro sobre el vestido, idealmente uno que se ate por el frente.

Paso 2

Agrega un collar de tela negro como accesorio para adornar el atuendo.

Paso 3

Usa un liguero a la mitad del muslo o sostén las medias con un portaligas de cintura para darle más sensualidad al disfraz.

Paso 4

Para un aire más auténtico, usa guantes de encaje blancos.

Más reciente

×