Cómo quitar las manchas de óxido de una lámpara de bronce

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

El bronce, una mezcla de estaño y usualmente hojalata, se oxida con rapidez. Un poco de oscurecimiento del metal le da un acabado antiguo, pero muchas personas consideran que un objeto de cobre muy manchado es poco atractivo. Si la decoloración es excesiva, parecerá que la lámpara ha sido descuidada y no solamente vieja. Probablemente no desees quitar toda la patina y es necesario que decidas cuánto del óxido quieres quitar. Comienza con el método más suave y prueba técnicas más agresivas hasta que la lámpara tenga el aspecto deseado.

Paso 1

Desconecta la lámpara y deja que se enfríe.

Paso 2

Frota la parte de bronce con un trapo seco y suave para quitar un poco del óxido más superficial.

Paso 3

Mezcla agua tibia con unas gotas de detergente líquido en un tazón. Pule el bronce con esta solución, que quitará un poco más del óxido. Después, seca la lámpara con una toalla suave.

Paso 4

Vierte solvente mineral en una tela seca y con cuidado pule la lámpara. El solvente mineral es un poco más agresivo que los métodos anteriores así que ten cuidado y no frotes con demasiada fuerza.

Paso 5

Usa una crema abrasiva para bronce si aún está demasiado manchado. Pule las partes oxidadas con suavidad, incrementando la presión según sea necesario. Limpia las residuos de crema con un trapo húmedo y seca la lámpara con una toalla.

Más reciente

×